¿QUIEN ES GANESHA?

0 comentarios
En Asia, la historia de los hombres y los elefantes es ejemplar.

Considerado como un dios, el elefante es un animal sagrado y venerado desde hace más de 5.000 años. En el nacimiento del mundo, Brahma - dios creador en la religión hindú - creó a Airavata, antepasado de los elefantes y el primero en salir de la concha fundadora del dios. Sus poderosas piernas serán los cuatro pilares que sustentarán el peso del universo. Más tarde, la montura de Indra, divinidad hindú que preside el rayo y la guerra, estará representada por un elefante.

En la mitología hindú, la cabeza de elefante del dios Ganesha es el resultado de una espantosa tragedia. Hace mucho tiempo, la diosa Parvati, esposa de Shiva, dio a luz a Skanda, su primer hijo. Fue tal su alegría, que de sus senos empezó a manar leche sagrada. Con la mezcla de ese néctar divino y la pasta de sándalo con la que se untaba el cuerpo, la diosa modeló a su segundo hijo, Ganesha, a quien confió la protección de su palacio. Lleno de celo, Ganesha impidió al mismo Shiva que accediera a la morada de su esposa.

Presa de una cólera terrible, Shiva cortó allí mismo la cabeza del joven testarudo. Parvati, desesperada por este acto de barbarie, amenazó con destruir todo el universo. Para apaciguar el rencor de su esposa, Shiva le prometió que cortaría la cabeza de la primera criatura que pasara cerca del palacio y la colocaría en el cuerpo del divino niño. Esa primera criatura fue un elefante que paseaba por el lugar y así es como terminó con una cabeza de elefante encima de un cuerpo de niño.



Con su vientre rechoncho y su aire bonachón, suscita la simpatía popular. Protege el hogar y trae suerte en las empresas comerciales, por lo que se le suele ver en los comercios y encima de la puerta de las casas. Ganesha también es la divinidad de los estudios y de los intelectuales: es el símbolo del conocimiento, y los estudiantes indios lo invocan para aprobar sus exámenes. Asimismo, representa la armonía entre el hombre y el universo en una simbiosis perfecta.

Este dios sonriente siempre aparece acompañado por su montura preferida, un ratón. La fuerza del elefante queda así asociada a la habilidad del minúsculo roedor, una alianza inédita destinada a vencer todos los obstáculos de la existencia.

El aniversario del nacimiento de Ganesha se celebra con una gran fiesta anual festejada por todos los hinduistas del mundo. El Dios elefante es muy glotón, razón por la que se le presentan numerosos alimentos. Esas montañas de vituallas, que se acumulan en su honor, se transportan seguidamente hasta las orillas del océano Índico o se lanzan a las olas, para que se hundan junto a Ganesha.

El elefante también tiene un papel fundador en el budismo indio. Sucedió que, quinientos años de la era cristiana, una hermosa noche de verano, la reina Maya, una virgen dotada de gran belleza, recibió la visita de un elefante blanco. El animal penetró en la cámara real llevando delicadamente en la trompa una flor de loto.

Según otras versiones, la reina Maya soñó que el elefante blanco, que procedía de la Montaña de Oro, entraba en su cuerpo. Este animal onírico tenía seis colmillos, que corresponden a las seis dimensiones del espacio indostánico: arriba, abajo, atrás, adelante, izquierda y derecha. Los astrólogos del rey predijeron que Maya daría a luz un niño, que sería emperador de la tierra o redentor del género humano. Aconteció, como se sabe, lo último. Nueve meses después de ese sueño, la casta reina dio a luz a Buda en los apacibles jardines de su palacio.

Desde entonces, en el sureste de Asia se venera al elefante blanco. El color blanco significa humildad y el número seis es sagrado. El elefante blanco es en realidad de un color gris claro y goza de un verdadero culto en Laos, antaño llamada "reino del millón de elefantes", en Myanmar (antigua Birmania) y en Tailandia.

Los budistas de estos países consideran a los elefantes albinos, especies rarísimas que padecen una despigmentación generalizada, reencarnaciones de Buda. Por esta razón se les prodiga todo tipo de honores y tienen derecho a recibir la mayor atención por parte de los hombres. En Myanmar, el elefante blanco recibe los mejores alimentos, servidos en bandejas de oro y plata. Algunas mujeres han tenido el inmenso honor de amamantar a un elefantillo blanco.

Según la leyenda, un elefante blanco que transportaba una reliquia de Buda (un diente) escogió el lugar en el que los hombres edificarían la gran pagoda Shwedagon, en Rangún, la capital de Birmania. En Tailandia, el elefante blanco fue durante mucho tiempo el símbolo que figuraba en la bandera nacional. En la actualidad todavía hay muchos tailandeses que comparan el contorno de su país con la cabeza de un elefante.

Ganesha es considerado como el animal sagrado por excelencia, el elefante blanco es propiedad del rey y representa la felicidad y la prosperidad del país. Así, una de las distinciones más importantes de Tailandia es la "Orden del Elefante Blanco".

Fuente: BIBLIOTECA MITOLOGICA.


LUNA SERENA.

SOY LO QUE SOY.

2 comentarios
Soy una mujer, muy normal y corriente, todos los somos.
Cada uno con sus peculiaridades, con sus formas.

Sensible, atenta con quien se lo merece, que en principio son todos, siempre y cuando no se pierda este derecho. Y esto se realiza con actos irrespetuosos o dañinos hacia el prójimo.
Sincera y alegre. Aunque aún tengo mis momentos bajos. ¿Y quien no los tiene?

Aprecio a la gente y puedo ver todo el valor que existe en su persona.
De ahí mis desengaños y decepciones. Pues algunos se empeñan en hacer ver lo peor de ellos.

Me gusta agradecer todo lo bueno y a todos los que se lo merecen. Pues nada es gratuito, todo tiene un trabajo y esfuerzo.
Aprendiendo también a agradecer lo malo, pues sin ello, no hubiera visto la realidad y no hubiera dejado de hacer gratuitamente.

Después de etapas realmente drásticas para mi persona, he logrado a base de constancia y fuerza, salir adelante y sobreponerme. Por lo tanto me considero una persona fuerte y decidida, cuando tengo las cosas claras.
Sintiéndome orgullosa de ello. Pues cuando miro hacia atrás y recuerdo, veo lo sucedido y su intensidad, ya pasado y supongo que superado, aunque no sé, si en su totalidad.
Ha habido de todo, grandes decepciones, sufrimientos, angustias, venganza, desespero y un amor frustrado.
No tengo nada por lo que avergonzarme, ya que siempre he sabido guardar las formas, actuando en base de mis principios.
Los más importantes para mí es el respeto al prójimo, la sinceridad y la honestidad, y ello me ayudado a vivir bien con mi persona y con el prójimo.
Aunque hubo una etapa en que me sentí totalmente decepcionada con el mundo, incluso note confabulación contra mí, dándome cuenta ahora, que en cierta manera puede aún hoy persistir, pero estoy ahí, esperando ver que...

Superado está y hacia delante vamos. Esperando ver la "hebra que hila la aguja"

Me gusta relacionarme con el prójimo. Hablar.
Admiro sus formas y como son.
Todos tenemos algo realmente grande, el hecho de ser seres que habitan este planeta ya hace constancia de ello.
Estamos envueltos y rodeados de belleza. Y el hecho de estar aquí y ahora, nos da la posibilidad de avance y de aprendizaje.

A veces, las personas van tan fijos en lo suyo, en los problemas, en lo que quieren con desesperación, que no se dan cuenta de lo que tienen, y de lo que realmente merece la pena.
Algunos no se darán cuenta nunca, otros cuando lo hagan ya sera demasiado tarde y otros dedican su existencia a ello y a su consecución.

El otro día me sobrevino un pensamiento.
Los seres humanos podemos decir que estamos divididos en tres denominaciones.

Los angustiados y enfadados.
Los serenos y felices.
Y los estresados que intentan combinar sus vidas con métodos para encontrar la paz y tranquilidad tan anhelada. Para hacer su vida mucho mejor.

Todos tienen o quieren el mismo fin. Pero cada uno tiene una forma de actuar totalmente diferente, como es normal, pero la actitud es la que determina el como sera su vida.

Uno puede tener muchos problemas y muchas situaciones angustiosas. Pero podemos hacer que sean de unos momentos o minutos o que dure todos nuestros días, enfrascandonos en lo que nos origina y recordando constantemente lo que nos sucede o ha sucedido.

Primero, no sirve de nada darle muchas vueltas a algo. Lo sucedido, sucedido esta, y lo hecho, hecho esta.
Pensemos en como podemos solucionar el problema si es lo que nos preocupa, y lo demás dejemoslo avanzar y pasar. La superación y el entendimiento viene normalmente en el después.
Si tenemos necesidad o oportunidad de aclarar algo, no dejemos de hacerlo, si ello va a beneficiar a nuestro estado anímico. Si vemos que nos puede confundir más, mejor dejarlo estar, ya habrá otra oportunidad más clara o otro momento mejor.

A veces necesitamos comprender, pero no siempre se dan las circunstancias, ni las formas idóneas para ello. Entonces, dejemos que evolucione y quizás con el tiempo se abrirán puertas para ello.

También hay que saber, que no siempre hay un porque, un motivo, o una forma para entender. A veces, las cosas pasan sin más.

Sabiendo que si hay algo injusto, se hará justicia en el momento conveniente. Las energías que se mueven ejercerán lo oportuno para ello.
Todo gira, todo se mueve y todo vuelve al sitio que debe de estar.
Nada muere, todo se puede transmutar. Todo sigue vivo, y puede hacerlo de diferentes maneras.

Soy lo que soy, y me gusta lo que soy. Vivo feliz, a pesar de los que no me quieren o por lo menos no como yo desearía.

Ellos se lo pierden, el bien, el amor y la paz, son formas indispensables y buenas para todos los seres, impidiendo la infelicidad y la insatisfacción. Procurándonos serenidad, a pesar de nuestros problemas y necesidades.

Soy lo que soy, ¿ y tú? ¿sabes lo que eres?
Seguro que si, pues todos lo sabemos.

Un abrazo amigos. Aquí os queda una reflexión para el momento.

LUNA SERENA.

MENTE Y CORAZÓN. Por maricmasi.

2 comentarios
La mente nos hace razonar.
El corazón nos hace sentir.
Energías totalmente distintas.
Pero unidas por el mismo instinto.
El de sobrevivir.

El corazón palpita ante la estimulación.
La mente nos avisa de los riesgos.
Pero aún así, fallamos.
Nos dejamos llevar por los sentimientos.
Que no por la razón.

Y eso esta bien. Guiarnos por el afecto.
Amor, cariño... nobles sentimientos que nos ofrece bienestar.
¡Pero alto! No, a la humillación.
Ni al desprecio a mogollón.
Tu entrega al 100 x 100, nunca, se ha de dar.
Atento a la presunción.

Si se diera el caso.
Tarde o temprano uno de ellos sobresaldrá.
Entrando en acción la reflexión,
con el buen uso del pensamiento.
No insistas en él demasiado.
Pues nada más que crea alteración.

¡Pero si tu intelecto te avisa con motivo...!
Observa.
Algo habrás de hacer.
Si me permites..., un consejo.
Ama sin condición.
Pero defiéndete del no aprecio.

Si alguien no te estima ni valora.
Olvídate de él sin limitación.
Te mereces todo el amor y todo tu precio.
Y si te olvidas de esto.
Daño no notaras, pero sí, se instaurara en toda tu persona.

Por eso,
mente y corazón.
En algún momento uno predomina.
Se franco contigo, y si algo no es fluido.
Actúa sin restricción.

Mente y corazón,
necesarios para la decisión.
Si uno de ellos falla, no podremos actuar.
Pues para el movimiento y la acción.
Son necesarios los dos.

Unidos amor y raciocinio nos ofrece tranquilidad.
Incluyendo bienestar.
Mente y corazón, motores de nuestro cuerpo.
Usados bien, lograran el buen avance del alma. maricmasi.

Texto escrito por OSHO:

"Yo no estoy aquí para hacerte que me entiendas, yo estoy aquí para ayudarte a que te entiendas. Debes observar más de cerca tus propias acciones, tus relaciones, tus estados de ánimo: cómo eres cuando estás solo, cómo eres cuándo estás con las personas, cómo te comportas, cómo reaccionas, si tus reacciones están orientadas al pasado, son patrones fijos del pensamiento o están siendo espontáneo, responsable. Observa todas estas cosas, sigue observando tu mente, tu corazón. Eso es lo que se debe entender, ese es el libro que se debe abrir. Tú eres un libro que no se ha abierto."



"El mejor regalo, la mayor sorpresa, lo mejor que te pueden ofrecer, es el amor que alguien siente por ti y te lo dona sin nada a cambio, pues es el que mueve, armoniza y preserva tu ser.
Aprovéchalo y agradece-lo, no esperes a saber lo que te daban, cuando este te falte."maricmasi.


LUNA SERENA.

TEST DE LA INTUICIÓN. PRUEBA.

Tarot Los Arcanos