7ª RECOPILACIÓN DE LOS DIBUJOS DE maricmasi.

2 comentarios























Después de la pequeña euforia de lo que os he comentado en las dos anteriores entradas, (no quiero hacerme pesada...) sigo con las secuencias de dibujos realizados desde mis comienzos en LUNA SERENA.

Miro hacia atrás y realmente existe un cambio muy evidente en todos los sentidos.
En mi manera de escribir, en mis dibujos, en mi ánimo. Vosotros también lo veréis cuando vaya avanzando en la exposición de los dibujos. Los asiduos que me han seguido desde el principio lo habréis notado, tanto en lo dibujado como en lo escrito.
Los últimos son mucho más serenos.
Conforme avance lo iréis viendo y me iréis contando.

ESTOY REALMENTE CONTENTA de lo conseguido.

Hoy voy a dedicar esta parte de mi entrada a lo que nos cuentan los dibujos de nuestros niños.
Ellos son importantes y a veces requieren de nuestra ayuda, no percatándonos de ello.
Sus dibujos hablan, expresan...

Nuestro hijos comienzan a dibujar desde bien pequeños y hay muy poquitos que no les guste hacerlo.
Les cuesta o no saben expresar lo que les pasa por medio de las palabras. Una forma de averiguar que todo va bien o que tienen algún problema es observar sus dibujos.

Los niños a través de sus dibujos

Los hijos tienen muchas manera de expresarse, y no siempre utilizan las palabras, sus gestos, su carácter, su comportamiento, y sus dibujos nos dicen mucho de cómo son y como se sienten. Los niños trasladan al papel sus estado de ánimo (alegrías, penas, preocupaciones, miedos…) y a través de la interpretación de sus dibujos podemos conocerlos y ayudarlos en caso de necesidad.

.

Para interpretar los sentimientos del niño a través de sus dibujos es mejor analizar varios de ellos, realizados a lo largo de un periodo de tiempo, es decir, un niño puede tener un mal día (como los adultos) y expresar su rabia o su enfado a través de un dibujo cargado de rojos, negros y símbolos que denotan agresividad. Eso no es malo, pues el niño necesita descargar ese enfado que lleva y sin duda la forma más pacífica es hacer un dibujo. Otra cosa bien distinta es si un niño siempre dibuja el mismo tema, o en sus dibujos siempre incluye elementos de violencia, que transmiten tristeza, miedos, etcétera. Lo que nos ha de llamar la atención son esas cosas que pinta de forma reiterada, pues nos está diciendo que algo no va bien, o en caso contrario, nos puede transmitir que se siente feliz y está contento con su vida y su entorno.

.

Conoce su interior

.

interpretar el dibujo de los niños, interpretaciónSi quieres conocer como se siente tu hijo, o si hay algún problema que le pueda estar afectando, pídele que te haga un dibujo, de lo que quiera. Tienes que darle un papel, tamaño folio por ejemplo, y 8 colores (amarillo, naranja, rosa, rojo, verde, azul, marrón, negro). Cuando quieras que dibuja un elemento en concreto pídeselo pero sin darle detalles, debe hacerlo cómo él quiera y no debe guiarse por tus comentarios, lo que dibuje estará perfecto.

.

Si sospechas que el problema pueda estar en las relaciones que tiene con los miembros de la familia o en casa, puedes pedirle, de vez en cuando, que dibuje una familia, una cualquiera no ha de ser la vuestra. Inconscientemente el niño reflejará en ese dibujo la percepción que tiene de su familia. Escribe en el dibujo la fecha y guárdalo para compararlo con otros dibujos que pueda realizar en unas semanas.

.

Haz lo mismo con el dibujo de una casa. Pídele que dibuje una cualquiera, puede dibujar el interior y el exterior de la casa si le apetece. Escribe su nombre y la fecha y guárdalo. Al cabo de unas semanas vuelve a pedirle que dibuje una casa. Compara los dibujos y mira si hay algo que te llame la atención.

.

La prueba del árbol

.

Pídele a tu hijo que dibuje un árbol. Dale una hoja de papel tamaño folio y los 8 colores antes comentados. Si te pregunta como debe ser el árbol simplemente contéstale que como él quiera y no le des más explicaciones. Déjale tranquilo y no estés encima observando cada trazo que realice. Cuando acabe, le pones su nombre y la fecha (puede escribirlo él si sabe hacerlo).

.

La forma del árbol nos puede representar al niño en sí, tanto físicamente como mentalmente.Una vez acabado puedes intentar hacer tus propias interpretaciones:

.

Ubicación: Dónde lo ha dibujado ¿en el centro, a la izquierda, arriba a la derecha…? Según donde lo haya situado nos puede decir como se siente. Lee en el artículo Interpreta los dibujos de los niños el cuadro con las 9 áreas. Si está en el centro (lo más normal) es un niño que vive el presente, si está a la izquierda tiene lazos con el pasado que le están marcando y si está a la derecha es porque piensa a menudo en el futuro y como serán las cosas o su vida más adelante. La parte de arriba se corresponde con la más imaginaria y soñadora, y la inferior con la terrenal, la realidad más pesada.

.

Colores: En función de la edad de tu hijo, puede que haya coloreado el árbol con los colores más representativos de la realidad (las hojas verdes y el tronco marrón), pero quizá te sorprenda con colores bien distintos. Consulta el significado de los colores en el artículo Interpreta los dibujos de los niños.

.

Los trazos: Igual de importante es la forma en que dibuja, si sus trazos son fuertes y profundos o débiles. Recuerda que siempre has de tener en cuenta su edad. Para más información lee Interpreta los dibujos de los niños.

.

La base: Se compone del suelo, las raíces del árbol y la base del tronco. Es posible que niños pequeños no las dibujen sencillamente porque no saben que los árboles tienen raíces. Y los niños más mayores pueden omitirlas porque es la parte que no se ve. Un dibujo con raíces o con una base ancha significa que es un niño estable, fuerte, seguro y que se recarga de energía fácilmente. Por el contrario, unos trazos suaves y una base estrecha denotan debilidad y fragilidad.

.

El tronco: Sus dimensiones nos indican como es el niño respecto a su entorno social. Un tronco alto, grueso y voluminoso se corresponde con un niño seguro de sí mismo, confiado, que no se deja influenciar fácilmente. Por el contrario un tronco estrecho, aunque sea largo, es más vulnerable y fácil de doblegar.

A partir de los cinco años, coincidiendo con los cambios hormonales, los niños pueden dibujar un círculo en el tronco (la casa de los pájaros o las ardillas), lo que representa el despertar de la sexualidad.

.

Las ramas y hojas: es la parte más ligada a la cabeza, al intelecto, la imaginación y la creatividad. Un árbol sin hojas, con las ramas desnudas, muestra a un niño con falta de motivación, en cambio, un árbol con muchas hojas habla de un niño creativo.

Si dibuja frutos significa que es un niño generoso, comunicativo, y abierto.

.

Los dibujos de nuestros hijos nos dan la oportunidad de saber más sobre ellos (su personalidad, sus preocupaciones, sus necesidades…) y a descubrir las diferentes etapas por las que pasas. Recuerda recopilar varios dibujos para ver la evolución y poder hacer un análisis más detallado y exacto del niño. Un solo dibujo te puede dar la pista pero por lo general no es suficiente para hacer una correcta evaluación.

.



Papas y mamas ser buenos, los Reyes Magos están al llegar...
Ya me contareis que os traen.


Un abrazo compañeros.

LUNA SERENA.

VUELCO DE CORAZÓN, MOVIMIENTO DE ENERGÍA. maricmasi.

4 comentarios

VUELCO DE CORAZÓN, MOVIMIENTO DE ENERGÍAS...

Después de un tiempo.
De ideas en la cabeza y proyectos nuevos.
Hoy he visto que por fin empieza un nuevo cambio.
Destacando,
que en los últimos años,
mi vida, ha estado, llena de ellos.

Mi mente indagó, pensó,
nuevas formas para hacer,
un logro deseado.
He probado dentro de la honradez,
de casi todo.
Hasta que he encontrado una nueva forma.

Forma de progresar, de avanzar, de prosperar.
Después de un deambular de intentos, la he hallado.
El tiempo me dirá, como en todo,
si es conveniente a lo deseado y necesitado.
Después... de algún atraso indeseado,
pero quizás beneficioso.

Hoy he hecho clic.
Encontrado mi idea realizada.
Instantáneamente mi corazón ha reaccionado.
Ha dado un vuelco emocionado.
Energías rebobinadas.
Fuerza exaltada.

Ante mí un nuevo comienzo.
Con resultados que ya veremos.
Deseo que guste y no por compromiso.
En el primero esta el mérito.
Y no para dejarlo arrinconado.

Palpito interior ante una nueva etapa.
Desconozco su efecto a largo plazo.
Solo para saber,
dejar pasar el tiempo,
haciendo pasito a paso.
Ahí esta el gran menester.

Pues aunque yo pienso...
Siento igual que todos vosotros.
Un nuevo comienzo hecho en papel.
Sentimientos sentidos,
sentimientos escritos.

Es mi nuevo proyecto.
Proyecto que ahora comienzo.
Un gran, primer libro.
Para mi es gran.
Esta hecho con mi mente, sensaciones de experiencias y mano.
Es mi primera creación plasmada en papel.
Aparte de la más grande, mis hijos.

maricmasi.


<span class=


¿Un abracito?


<span class=


LUNA SERENA.


"CUENTOS CON MENSAJE" primer libro de maricmasi. YA, A LA VENTA

0 comentarios
Gifs Animados Imagenes Animadas



YA ESTA A LA VENTA "CUENTOS CON MENSAJE" MI PRIMER LIBRO.
CONSTA DE 35 HISTORIAS , NARRACIONES CORTAS TODAS ELLAS EN LAS QUE AL FINAL DE CADA UNA PODRÉIS ENCONTRAR UN MENSAJE EL CUAL TENDRÉIS QUE DESCUBRIR .

Información: el libro es para jóvenes y adultos, para publico de 14 años en adelante.





DIRECTAMENTE CON LA AUTORA, 
solo para residentes en España:
Solicitud de información mediante comentario, gracias.

EN LIBRERÍAS,
LAS ESPECIFICADAS EN EL LATERAL DERECHO DEL BLOG.
Mientras tanto a continuación uno de los cuentos integrados en esté.
ESPERO SEA DE VUESTRO AGRADO. Montse Cobas.






CARLITOS, EL NIÑO QUE TRAJO LA PAZ

Juana y Pedro eran una pareja que llevaban 15 años casados. En ese tiempo habían conseguido vivir en la más completa felicidad. Se entendían tan bien que a veces no necesitaban las palabras. Con la mirada les llegaba para hacerse entender, expresando con ellos lo mucho que se querían.
Una tarde Juana venía del médico por ciertas molestias estomacales, cansancio y mucho sueño. Cuando salió de la consulta, su rostro dejaba ver una expresión nueva, brillante, con una sonrisa llena de ilusión y de esperanza. Tenía una noticia que darle a su marido y era evidente que no era mala, todo lo contrario.
Se acercó al negocio que tenían cerca de su casa. No podía esperar para comunicarle a su marido lo que el doctor le había dicho. Cuando entró por la puerta su marido se quedó extrañado y a la vez se alegró de verla. En su expresión se reflejaba la ilusión que impregnaba su ser con solo mirarla.
Era de los pocos matrimonios que después de tantos años casados mantenía el enlace que se forma entre dos personas enamoradas. Conservaban todavía la complicidad de sus gestos y de sus corazones. Se miraron a los ojos, como de costumbre, con una gran sonrisa. Cada uno por diferentes motivos. Pedro, al fijar la mirada en la de Juana, se percató enseguida de que algo sucedía, le sobrevino al instante un halo de energía por todo el cuerpo. Ella se acercó y le dio un beso lleno de amor.
— ¿Qué pasa?
—Adivina —le contestó ella.
—Pues no sé. Así, en seco, no se me ocurre.
— ¿Ha venido tu madre a pasar unos días?
—Nooo.
Juana le cogió la mano a Pedro y se la acercó al vientre.
— ¿Qué sientes?
Se quedó perplejo por un instante.
— ¡No puede ser! ¿Cómo? —preguntó.
— ¡Hombre esto es fácil de saber, estas cosas pasan! A nosotros también, después de tanto tiempo...!
— ¡No puede ser!
—Ha sido una sorpresa, ya nos habíamos hecho a la idea, pero... El doctor me lo ha confirmado. ¿Qué te parece?
— ¡Qué me va a parecer! Es estupendo.
— ¡Uf! Un bebé en casa.
—Va a venir con unos padres un poco mayores, pero bueno, no somos ni los únicos ni los primeros —dijo Pedro, cogiéndola en un abrazo que nunca olvidarían.
Estaban felices, muy felices.
Enseguida decidieron dar la noticia a sus respectivas familias. Cada uno a la suya, ya que la familia de Pedro no quería mantener relación con su esposa. No aceptaron a Juana desde un principio porque era de clase pobre.
Cuando se lo comunicaron a la familia de Juana se alegraron muchísimo. Se presentaron por la noche en casa de la pareja para celebrarlo. No podían esperar. Sin embargo, los padres de Pedro aceptaron la noticia muy mal. Iniciaron una discusión por teléfono con su hijo.
Pedro no estaba dispuesto a tolerar que le amargaran el día: - "Ya es hora que cambiéis. No estoy dispuesto a que me estropeéis la alegría que siento. Si no estáis dispuestos a cambiar, tendremos que romper la poca relación que tenemos. No voy a consentir que sigáis con el desprecio hacia Juana y ahora hacia mi futuro hijo. Vosotros mismos."
Se despidió con toda la educación del mundo por respeto a sus padres y colgó el teléfono. En el momento quedo entristecido. Quería a sus padres, pero la situación ya se pasaba de largo. En ese instante se dio cuenta de que el desprecio que le hacían a Juana, la persona a quien más amaba, la que le llenaba de felicidad, se lo estaban haciendo a él también. Se sentía mal y empezó a entender a su esposa. Intentó sobreponerse, ya que en su interior se movilizaban sensaciones desagradables. Tenía incluso ganas de llorar.
Era feliz, sumamente feliz con la noticia de la próxima llegada de su primer hijo y sus padres no eran capaces de sentir lo mismo por el que sería su nieto. Eso le dejó mal. Ocultó el comportamiento de sus padres a Juana, aunque ella ya se lo imaginaba. Se entristeció por la situación, sobre todo por su marido. Le hubiera gustado llevarse bien con sus suegros y ser una familia común, en la cual se pudieran entender, pero era imposible, ya que ellos no querían ninguna relación con ella.
Fueron pasando los meses. Los padres de Juana la ayudaron en todo lo que necesitaba su hija. Habían ayudado a preparar la casa y todo lo necesario para el bebé.
Juana y su marido caminaban un rato después de cenar. Ya estaba bastante avanzado su estado. Faltaban tan solo dos días para Navidad. Iban caminando por las calles observando los adornos propios de esas fechas cuando se encontraron frente a frente con los padres de Pedro. Juana, llena de ilusión, con la esperanza de que los padres de él cambiaran de actitud, hizo el gesto de acercarse para darles un beso, pero lo único que hicieron fue desviarse del ademán de acercamiento, totalmente altivos. Se apartaron y siguieron su camino.
Las lágrimas asomaron a los ojos de Juana. No solo lo sentía por su hijo, que en ese momento giró en su vientre como si sintiera el rechazo y la tristeza de su madre, sino también por Pedro. Sabía que el sufría por la situación establecida. Incluso se sentía culpable del rechazo.
Pedro no estaba dispuesto a que su mujer sufriera, y menos en su estado. Cogiéndola por la cintura la abrazó dulcemente, con un poco de dificultad por el vientre abultado. Observó que su hijo era partícipe de toda la situación. Se movía. Se hacía notar en el vientre de su madre. En ese momento Pedro acercó su boca al oído de su mujer y le dijo palabras llenas de amor. Seguidamente miró a su alrededor. La guió hasta un banco cercano y le dijo:
-Siéntate aquí un momento. Enseguida vengo.
Se alejó de ella a paso ligero hacia la dirección por la que se habían ido sus padres. Los encontró mirando unos escaparates cercanos. Se acercó para hablar con ellos. En un principio se negaron alegando que había preferido el amor de su mujer al amor de sus padres. Queriendo hacerle sentir culpable, la madre le dijo:
—Después de tantos años de sacrificio y de darte todo, vas y nos abandonas por ella, una mujer que no tiene dónde caerse muerta.
Pedro se molesto ante la frase de su madre.
—Es la madre de mi hijo, la quiero mucho y ella a mí. Nos entendemos perfectamente. Además de ser muy buena persona como pocas –aclaró—. El hecho de quererla a ella no quiere decir que no os quiera a vosotros. Os habéis alejado, habéis rechazado a Juana sin ningún motivo. Con vuestra actitud os habéis perdido el embarazo de Juana, una de las épocas más hermosas para los dos. Sus padres han disfrutado y disfrutan de ello, están muy ilusionados al igual que nosotros. Y vosotros…No sabéis lo que os estáis perdiendo. Juana es una persona maravillosa, llena de amor. Si también os queréis perder el nacimiento y crecimiento de vuestro único nieto, no sabéis cuanto lo siento. Somos una familia, y lo hermoso es poder llevarse bien. Ni tan siquiera os podéis imaginar lo gratificante que es. El dinero es importante, pero no se puede comparar nunca con las personas y su valor. Os arriesgáis a perdernos totalmente. ¿Tanto os cuesta dejar de lado el orgullo? Adiós.
Cuando se iba alejando se acordó que estaban en Navidad…
-¡Ah! Feliz Navidad.
Los padres de Pedro, no se quedaron insensibles a las palabras de su hijo. Les habían llegado al corazón. Querían a su hijo, era Navidad y se encontraban solos. Llevaban una buena vida. El dinero no les faltaba. Pero necesitaban algo más, echaban de falta a su hijo y lo que les aportaba. Empezaron a pensar de qué les servía el dinero si no lo disfrutaban con su familia. El dinero no compensaba la falta de amor y la necesidad de estar con su hijo. Empezaron a entender que si su hijo era feliz con Juana quizás podían dejar de lado las diferencias que tenían con ella. Empezaron a sentirse mal con su comportamiento. Las palabras de Pedro les habían hecho reaccionar positivamente.
Pedro volvió entristecido y enfadado. Se encontró con Juana donde la había dejado, con el semblante rígido y lleno de dolor. Pensó que era por lo sucedido con sus padres.
—No te preocupes, no le des mayor importancia. Algún día tendrán que cambiar, ¡ya verás!
—Pedro, tengo contracciones.
— ¡Qué dices, si falta casi un mes!
—Pues no sé… ¡Uf! Me duele —dijo con voz tenue, intentando aguantar el dolor.
—Espera.
Pedro se acercó a la carretera. Llamó un taxi dirigiéndose directamente a la maternidad. Cuando llegaron, enseguida fue atendida. Una vez se le hizo el tacto, la comadrona le notificó que estaba de parto. Su hijo estaba de camino.
Pedro llamo a la familia de su esposa a la vez que la suya. Por lo menos para que supieran que su nieto estaba próximo a nacer. Los padres de Juana enseguida se presentaron en el hospital. Estaban nerviosos y preguntaban por el estado de su hija. Juana estaba bien, pero el parto según la comadrona, parecía que se iba a alargar. Así fue. Juana estuvo un día y medio de parto. Se les hizo enormemente largo, pero por fin vino al mundo su pequeño y nada menos que en Nochebuena.
Fue un niño hermoso. No hizo falta ponerlo en la incubadora, vino sano y regordete. Cuando se lo dieron a Juana una inmensa emoción nunca sentida le sobrevino. Lloró de alegría junto a su marido. Con lágrimas en los ojos observaban el fruto de su amor totalmente ilusionados, plasmado en Carlitos, que así fue como le pusieron.
Ya en la habitación del hospital, el día de Navidad, toda la familia estaba con ellos. Faltaban los padres de Pedro. Los echaba de menos, se sentía triste y decepcionado por momentos. Ese batallón de sensaciones se difuminaba cuando miraba a su esposa y a su hijo. Pensaba: "No voy a dejarme llevar por los sentimientos que surgen por el hecho de que mis padres no estén aquí." Se repetía una y otra vez esa idea en la cabeza. No quería dejarse llevar por la decepción y la tristeza.
En medio de todo el barullo que había en la habitación, alguien tocó en la puerta pidiendo permiso para entrar.
— ¡Adelante! —contestaron entre risas provenientes de la alegría que se respiraba en la habitación.
Un matrimonio mayor entró con paso lento. Eran los padres de Pedro. Juana y él se dirigieron hacia ellos ilusionados de verlos. Les invitaron a pasar y se encontraron en el centro de la habitación, en un abrazo.
— ¿Podemos ver a nuestro nieto? —fue la primera pregunta que realizaron después del saludo emocionado.
Todos los presentes en la habitación se quedaron asombrados e ilusionados al ver que por fin la familia estaba al completo. Se respiraba amor y alegría por todos lados. Reinaba una sensación muy reconfortante para los presentes, en especial para los padres de Pedro, totalmente nueva para ellos. En ese instante la visión de todos se fue hacia Carlitos, en brazos de los padres de Pedro.
El niño que trajo la paz y la unión a la familia.

FIN.


Enlace con otro cuento del libro para que os hagáis una idea de lo que podéis encontrar en él:

Tambien recordaros que realizo sanación a distancia, ponerse en contacto desde aquí o facebook. Gracias y bendecido día,

Gifs Animados de Buenas Tardes - Imagenes Animadas de Buenas Tardes
LUNA SERENA.

TEST DE LA INTUICIÓN. PRUEBA.

Tarot Los Arcanos