AYUDEMOS A JAPÓN. HOY TENGO GANAS DE OLVIDAR Y VAMOS A OLVIDAR. CON AMOR TODO SE PUEDE LOGRAR.maricmasi.

4 comentarios

AYUDEMOS A JAPÓN.
HOY TENGO GANAS DE OLVIDAR,
Y VAMOS A OLVIDAR,
CON AMOR TODO SE PUEDE LOGRAR.

Hoy tengo ganas de olvidar.
De olvidar por un momento todo lo sucedido.
Penas y tristezas,
por cambios pronosticados.
Cambios que se repiten a través del tiempo,
olvidados por su lejanía.

Hoy tengo ganas de que olvidéis.
Que sintáis Paz y Armonía.
Que al unisono nos unamos,
para ayudar a Japón en lo que podamos.
Mirando a través de la distancia,
con Amor y reposo.
En honor y recuerdo de los que se fueron.

Almas blancas en el aire,
en el cielo y quizás sin consuelo.
Su vida arrebatada rápido y sin aviso.
Silenciadas en un momento,
por el alto oleaje y quebranto de su tierra.
Almas silenciadas y sigilosas.
Tranquilas en su esencia,
mezcladas en la propia.
En la propia de la vida.

Miremos todos al cielo,
con ojos cerrados y corazón abierto.
Pensemos en ellos y en su tierra arrasada.
Vislumbremos el lugar y sus Almas sosegadas.
Imaginemos una gran Luz blanca,
envolviendo toda la zona.
Enviemos Amor, mucho Amor,
fluido y muy tranquilo.
Ayuda necesaria y cuantos más mejor.

Palomas blancas y serenas,
sobrevuelan la zona entera.
En sus delicadas patas llevan,
bolas de Luz blanca.
Soltándolas con cariño,
con el fin de donar bienaventuranza.

En su pico delicado,
aroma de dulce Amor,
soltando en cada respiración,
esencia transmutada en bien y puro beneficio.
Resignación, paciencia y fortaleza en cada soplo,
para su total reconstrucción.
Esencia blanca y serena que poco a poco transmuta,
todo el daño ocasionado en belleza y fortaleza.

Millones de palomas,
millones de bolas de Luz blanca,
llenas de Amor puro y tranquilo.
Millones de suspiros,
disuelven todas las moléculas dañinas.
Observemos desde el cielo,
una ciudad blanca y serena.
Gentes tranquilas y reforzadas.
De una vivencia nunca olvidada,
pero si superada.

Ahora estamos calmados,
resignados.
Cosas , sucesos,
que pasan porque tienen que pasar.
Con motivo escondido,
de eso podéis estar seguros.
Con alguna función muy a pesar nuestro.
Ahora nuestro corazón palpita lleno de armonía,
a sabiendas de que estamos con los que se fueron,
y también con los que siguen esperanzados un nuevo comienzo.

Palomas blancas somos.
Llenas de Amor y compasión.
Delicadas y resistentes,
volamos por la nación.
Nación propia y las de otros,
formando al unisono una sola.
Juntos podemos superar,
toda clase de siniestro.

No sabéis, ni imagináis,
nuestra asombrosa fuerza.
Unamos nuestras mentes y corazones,
para superar toda contingencia.
Nadie esta exento de imposibles.
Con paciencia, serenidad, compasión y Amor,
todo se puede superar.
Tú no estas solo,
ni yo tampoco,
si unimos desde ahora y siempre nuestras Almas y su esencia.
maricmasi.


CON AMOR UNIVERSAL.

LUNA SERENA.

CENTRALES NUCLEARES UN GRAN ERROR POR PARTE DEL SER HUMANO. RADIACIÓN PERMANENTE EN CASO DE FUGA. RIESGOS.

4 comentarios

La radiación "ni se ve ni se huele, pero sus efectos son a largo plazo y dañarán la salud y el medio ambiente durante años". Así describe las consecuencias del accidente nuclear ocurrido en la central japonesa, Eduard Rodríguez-Farré, radiobiólogo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

"En el núcleo de un reactor nuclear existen más de 60 contaminantes radiactivos a partir de la fisión del uranio, unos de vida muy larga y otros de vida muy corta, pero casi todos tienen una gran afinidad con nuestro organismo y se acumulan en él, ya que son parecidos a nuestros elementos biológicos", explica el científico.

Rodríguez-Farré, uno de los mayores expertos internacionales en radiaciones nucleares y autor de estudios sobre las consecuencias de la catástrofe nuclear de Chernóbil, afirma que de entre esos 60 contaminantes, los que tendrían mayores consecuencias para la salud humana serían el yodo, el estroncio 90 y el cesio (C-137).

"El yodo afecta inmediatamente y deja mutaciones en los genes, a partir de las cuales se puede desarrollar luego el cáncer de tiroides", sostiene el toxicólogo, quien recuerda que el accidente de Chernóbil multiplicó por diez los casos de cáncer de tiroides en Centroeuropa.

Por su parte, "el estroncio se acumula en los huesos un mínimo de 30 años, como si fuera calcio, y durante años continúa irradiando el organismo; mientras que el cesio queda depositado en los músculos".

Ambos contaminantes "aumentan el riesgo de todo tipo de cánceres, especialmente de huesos, músculos y tumores cerebrales, disminuyen la inmunidad del organismo y aumentan la capacidad de sufrir otras patologías".

Además, "la radiación altera la reproducción" y "afecta más a las mujeres que a los hombres".

La explicación estriba en que "los espermatozoides se regeneran totalmente cada 90 días y un espermatozoide alterado desaparece en ese periodo, pero los óvulos están en los ovarios toda la vida, y si un óvulo alterado por la radiación es fecundado posteriormente, habrá malformaciones en el feto, aunque sea años después".

LOS EFECTOS, ACUMULATIVOS

Según la intensidad de la radiación, un hombre puede llegar a morir en el plazo de unas horas a varias semanas, pero en cualquier caso, para los que sobreviven, las expectativas de vida quedan seriamente reducidas.

Los efectos la radioactividad son acumulativos, y una exposición pequeña pero continua es igualmente peligrosa.

La exposición a la radioactividad produce principalmente náuseas, vómitos, convulsiones, delirios, dolores de cabeza, diarrea, perdida de pelo, perdida de dentadura, reducción de los glóbulos rojo en la sangre, reducción de glóbulos blancos en la sangre, daño al conducto gastroinstestinal, perdida de la mucosa de los intestinos, hemorragias, esterilidad, infecciones bacterianas, cáncer, leucemia, cataratas, daño genéticos, mutaciones genéticas, niños anormales, daño cerebral, daños al sistema nervioso y cambio de color de pelo a gris.

CHERNÓBIL, EL PRECEDENTE

La catástrofe de Chernóbil afectó gravemente a Bielorrusia, Ucrania y Rusia causando pérdidas incalculables y daños terribles a las personas, a la flora y la fauna. Además que quedaron contaminados más de 160.000 kilómetros cuadrados de tierra.

El reactor dañado permanecerá radiactivo como mínimo los próximos 100.000 años.

El desastre afectó a la población circundante en un radio de 30 kilómetros, la misma que fue evacuada. Después de quince años, cerca de 375.000 personas aún no habían regresado a sus hogares.

La ciudad de Pripiat, que contaba con 50.000 habitantes antes del accidente, hoy está abandonada y en la llamada zona de exclusión de 30 kilómetros alrededor de Chernóbil sólo habitan unos 500 ancianos porque no tienen otro lugar donde vivir.

Un total de 105.000 kilómetros cuadrados presentan una contaminación superior, quedando inutilizable permanentemente para sus actividades agrícolas. En Ucrania más de 8.000 personas han muerto y 12.000 están seriamente afectadas por la radiación.

Las consecuencias de Chernóbil perdurarán durante varias generaciones.

En 1995, por ejemplo, el cáncer de tiroides era de 285 veces más frecuente que antes de la catástrofe y las enfermedades superan lo normal debido al debilitamiento del sistema inmunológico causado por las radiaciones, el cáncer de tiroides infantil se ha multiplicado por cien, la tuberculosis es una de las enfermedades que más ha crecido, igual que las enfermedades del sistema endocrino nerviosos, digestivo y cardiovascular, así como las cataratas, y la mortalidad general ha aumentado en un 30 por ciento.

CONSECUENCIAS EN ANIMALES

Si los animales han sido irradiados, a los pocos días o semanas presentarán diarreas, irritabilidad, pérdida de apetito y apatía, pudiendo quedar estériles para más o menos tiempo según su grado de exposición. Si es así los órganos internos estarán contaminados y algunos elementos radiactivos (como el estroncio) se habrán introducido en los huesos, donde permanecerán durante toda la vida mermando las defensas del organismo y haciéndole presa fácil para las enfermedades. Por eso, si se han de consumir animales habrán de evitarse tanto los huesos como sus órganos. La única solución para eliminar la radiactividad es el tiempo y los cuidados, además de no seguir expuesto a productos radioactivos.

CONSECUENCIAS PARA EL MEDIO AMBIENTE

Según Eduard Rodríguez-Farré, radiobiólogo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, las consecuencias para el medio ambiente no son menores: "A largo plazo la contaminación nuclear se deposita en el suelo y en el mar, y se incorpora a la cadena trófica, de los peces, que son la base de la dieta en Japón, del resto de animales, de las plantas, la fruta, las verduras...".

Este proceso, argumenta el científico, "se va bioacumulando, es decir, va pasando de un ser vivo a otro y va empeorando", y un ejemplo de ello es el de los "miles de renos que hubo que sacrificar en el Ártico tras Chernóbil, porque estaban absolutamente contaminados a través de los líquenes que habían comido".

RECOMENDACIONES

Respecto a las medidas a tomar para prevenirse de la contaminación radiactiva, Rodríguez-Farré señala que el contacto con la piel se puede eliminar lavándose con el mismo celo que tiene un cirujano cuando entra a un quirófano: limpiando y cepillando el cuerpo, el pelo y las uñas con detergente; y desechando la ropa.

Más complicado es luchar contra la principal vía de contacto con los contaminantes: "la inhalación", ante la cuál prácticamente sólo son efectivas pastillas de yodo como las que las autoridades japonesas están repartiendo a la población.

La tiroides cuando está repleta de yodo elimina el que le sobra, así que si una persona satura de yodo normal la tiroides-con las pastillas citadas-, ayuda a que si inhala yodo radiactivo lo elimine rápidamente.

Lo más aconsejable ante una fuga importante es evacuar la población.


Fuente:

http://www.que.es/ultimas-noticias/internacionales/201103132013-alarma-nuclear-japon-radiacion-danara-cont.html


PENSAMIENTO de maricmasi.

¿HASTA CUANDO EL ACTUAR CUANDO SE LE VEN LAS OREJAS AL LOBO?

Si algo se sabe que puede tener consecuencias nefastas no hacerlo, cerrarlo, buscar alternativas totalmente inocuas y sanas tanto para el hombre como para nuestra gran vivienda, nuestro Planeta.
Todas las consecuencias y gastos que se van a dar a raíz de la fuga nuclear de Japón van a ser eternamente mayores en perdidas humanas gastos sanitarios desastre medio ambiental...que si se hubiera realizado la inversión en alternativas sanas a lo nuclear.

Siempre tiene que ocurrir algo grave para tomar medidas y es un importante error. Y sucede en muchas circunstancias y sucesos.

La cabeza y la inteligencia se nos ha dado para algo. La posibilidad de solventar siempre va primero al desastre, solo que parece que esta de adorno o existen otras preferencias que con el tiempo demuestra que no son las adecuadas por + de un motivo.

El anteponerse, el prevenir es inteligente, ya que no existe nada imposible y no existe el nunca.
Todo se puede dar y lo sucedido en Japón es una muestra de ello.

Esperemos que se tomen las medidas adecuadas y acertadas y el daño sea el menor posible.
Es mi deseo y creo que el de la mayoría de seres de este maravilloso Planeta.


Un abrazo.


Enlace que te puede interesar:

http://raixa-raixa.blogspot.com/p/como-curamos-el-cancer-hay-al-menos-2.html


LUNA SERENA.

TEST DE LA INTUICIÓN. PRUEBA.

Tarot Los Arcanos