SIENTO LUEGO VIVO. Montse Cobas.

2 comentarios

SIENTO LUEGO VIVO.
Montse Cobas.

*Agradecer a la vida a pesar de lo que nos halla presentado o presente es idóneo porque cuando sentimos quiere decir que estamos, existimos y por lo tanto vivimos.

*A veces veo situaciones que no sé porque se dan, no entiendo su cometido pero aún así sé que lo tiene pero infructuoso.

*No hay nada peor que no conocer o no saber, deja desprotegido, estéril a la persona que le pasa y desesperado, vacío, al que lo origina.

*Cuatro facultades hay en la vida que nos dan Paz y armonía, amar, ser bondadoso, entender y aceptar lo que nos venga.

*Los sentimientos negativos sirven para alterar la conciencia, el metabolismo, la comprensión, el sentir y la vida haciendo a la persona que los siente infeliz. Cuando lleguen hay que lanzar-los lo + lejos que se pueda rodeados de la luz del Amor. Además de transmutarlos pensando lo contrario que te halla venido a la cabeza. Consumen mucha energía y la altera, reaccionando el organismo inconvenientemente con enfermedades o alteraciones no deseadas que puede dar al traste una relación.

*Una simple palabra negativa, llena de odio, venganza, sátira, envidia puede alejar a la persona que + se quiere.
Cuantas + palabras de este tipo más lejos.

*Siempre se esta a tiempo de respirar, ver la realidad y cambiar. Solo se tiene que pretender y conseguir el cambio deseado variando nuestra actitud y querer con todas nuestras fuerzas hacerlo. Cuanto antes se empiece más posibilidades de éxito se tiene.
El perdón a uno mismo, el deseo y actitud de cambio todo lo puede. Somos humanos nos podemos equivocar y podemos remontar nuestra vida con una forma sana para nosotros y para los que nos rodean. Encontrando bienestar y felicidad.

*El único sentimiento que nos prodiga buenas decisiones, actos, aceptación, entendimiento y bienestar es el Amor. Prueba y veras. Requiere un tiempo para el que no esta acostumbrado pero si lo logras no te arrepentirás, no hay lugar de arrepentimiento cuando se ama y se ha amado.

maricmasi.


BUENAS NOCHES.
QUE DESCANSÉIS PLÁCIDAMENTE.

CON AMOR.

LUNA SERENA

CONSEGUIR CON ÉXITO LOS RESULTADOS DE LA MEDITACIÓN. EL ARTE DE VIVIR CORRECTAMENTE.

0 comentarios

Hoy si me permitís os voy a pasar un capitulo del libro Como practicar la meditación por el prestigioso Centro Sivananda Yoga Vedanta de la editorial RBA Libros, S. A.
Hacia mucho tiempo que lo tenia guardado y hoy lo he sacado para repasar sus estupendos conocimientos que considero muy útiles si lo que buscamos es el conseguir la serenidad interior tan importante para nuestras vidas consiguiendo armonía y felicidad.

CONSEGUIR CON ÉXITO LOS RESULTADOS DE LA MEDITACIÓN.

EL ARTE DE VIVIR CORRECTAMENTE.

De acuerdo con la filosofía del yoga el universo está gobernado por una ley de armonía cósmica conocida como "ley del dharma". A nivel individual, seguir su propio dharma significa actuar con responsabilidad y comportarse de manera acorde con su edad, su papel en la sociedad y su nivel de conciencia espiritual. Para alcanzar una meditación óptima, es preciso tener muy desarrollado un sentido de responsabilidad social así como llevar una vida correcta. De lo contrario, las características básicas de su personalidad serán inamovibles; los celos, el orgullo, la rabia y el egoísmo de siempre continuarán dominando su comportamiento.

Quizás la gente que ha meditado durante muchos años y que no ha conseguido grandes progresos se queje de la falta de eficacia de la meditación. En estos casos observamos que a menudo se ha desatendido la práctica de llevar una vida correcta. Según Swami Sivananda: " El que medita sin perfección ética no recogerá los frutos de la meditación".

Todo esto resulta sorprendente para mucha gente, ya que hoy por hoy, hablar de ética es algo extraño. ¿Por qué es necesario crear un código de conducta ética a la vez que se practica la meditación? ¿Por qué debemos basar nuestro comportamiento en los principios de una vida correcta? La respuesta es...Porque no seremos verdaderamente humanos si no lo hacemos. Las acciones irresponsables y desconsideradas provocan infelicidad y sufrimiento. Una vida correcta nos permite estar por encima de las limitaciones de la vida instintiva.

Sin embargo, llevar una vida correcta no es el propósito final de la tradición yóguica. Su objetivo es purificar la mente para que estemos preparados para recibir el conocimiento del alma, para que vayamos siendo más espirituales mediante la transformación permanente de nuestra negatividad. De acuerdo con las enseñanzas del yoga, toda existencia supone un estado de evolución permanente, en constante desarrollo hacia una manifestación más plena de la divinidad inherente a esta existencia. El núcleo y propósito de vivir correctamente es obtener una orientación para lograr nuestro objetivo mediante un proceso de purificación mental. Esto se puede conseguir únicamente evitando las acciones y los pensamientos negativos, y practicando simultáneamente las acciones y los pensamientos positivos.

El objetivo de llevar una vida correcta es el de la elevación de las acciones, emociones y aspiraciones, que proporciona pureza y calma en la mente. Una mente pura será capaz de concentrar toda su energía en un punto y de canalizarla hacia su interior de manera natural. El estado de meditación aparecerá sin ninguna dificultad cuando la mente se haya purificado.

La base filosófica de la práctica del dharma gira alrededor de este principio esencial: solo existe un Ser que se expresa en un número infinito de seres. Más allá de la diversidad de los cuerpos y personalidades subyace la misma conciencia. La existencia es común; una misma vida vibra en todos los seres. Vivimos de una manera verdaderamente ética cuando vivimos conscientes de esta unidad con todo lo demás. Esta conciencia se expande con la práctica. Al final, nuestra relación con la gente y el entorno que nos rodea refleja la relación que mantenemos con nosotros mismos. Si hacemos sufrir a otra criatura, igualmente sufrimos nosotros. Si, en cambio, la ayudamos, nos ayudamos también. Cuanto menos sintonicemos con nuestro cuerpo, sentimientos y pensamientos, más infelices y aislados nos sentiremos. A veces percibimos que vivimos una existencia separada de los otros y, por consiguiente, nos resulta difícil conectar con la gente. Conseguir dominar el arte de la vida correcta es sentir una conexión con todo lo demás en todos los niveles de existencia. En un extremo del espectro reside la diversidad, que debe ser respetada y valorada, y en el otro extremo, la comprensión intuitiva de la unidad de todas las cosas. La vida correcta es el camino que nos conduce de la diversidad a la unidad.

La moral verdadera no reside en la autoafirmación ni en los esfuerzos individuales por el bien de uno mismo, sino en ofrecerse uno mismo para contribuir al bienestar de todos los demás. En la tradición yóguica, esta ofrenda se considera el deber de todas y cada una de las personas. En un espíritu de sacrificio y entrega, los ideales de deber están por encima de los derechos personales. Todo este concepto de deberle "algo" a la existencia puede parecernos muy lejano aquí, en Occidente, un lugar acechado por el consumismo, en el que pasamos la mayor parte de nuestras vidas en busca del placer y del privilegio individual. no obstante, si cuidamos con diligencia aquello que reconocemos como nuestros deberes, expandiremos el corazón y la mente, aumentando así nuestra comodidad y prosperidad. Nuestros placeres se volverán más refinados y nuestra felicidad, nuestros goces y recreaciones serán más dignos. La felicidad es como una sombra: si la perseguimos, huye de nosotros, pero si no la buscamos y nos centramos en nuestros deberes con amor, una nueva sensación de satisfacción y armonía interior nacerá en nosotros.

Cultivar una vida correcta ensancha el corazón y reduce el egoísmo. No obstante, nuestro comportamiento sólo experimentará una transformación duradera si la trabajamos constante y sistemáticamente. Comparemos nuestra mente a un jardín, y las impurezas, a las malas hierbas: se requiere una limpieza diaria para mantener el jardín en buen estado. Con cada acción que realizamos, creamos impresiones en la mente. La repetición de algunas acciones crea tendencias; las tendencias, hábitos; los hábitos, el carácter; y el carácter, el destino. Debemos asumir responsabilidades sobre nuestras acciones de manera consciente y desarrollar una conciencia perspicaz de sus consecuencias.

La práctica elemental de la vida correcta consiste en entrenar la mente para dar. Como dice SWami Sivananda:"Dar es la ley de la vida". Esta actitud puede promoverse en la vida cotidiana: ofreciendo nuestro tiempo y nuestra energía, compartiendo la comida, dando ánimos. Dedique parte de sus ingresos a iniciativas benéficas. Comparta su felicidad y positividad con los demás. Tenga en cuenta el mandamiento de Swami Sivananda:"Haga el bien y sea bueno". El objetivo de su vida es expresar todo su potencial y su verdadera identidad. Para conseguirlo, debemos sublimar los instintos y entren ar el aspecto superior de nuestra personalidad para afirmarlo. La parte más elevada de la mente se ve reforzada mediante la realización de acciones desinteresadas. Actué desinteresadamente con un estado de ánimo alegre y grácil: mediante la indiferencia sincera hacia la gratificación personal alcanzará una gran sensación de liberta y júbilo.

Piénselo dos veces antes de llevar a cabo una acción de la que no quiera que la gente se entere. Si la lleva a cabo, se volverá reservado y será incapaz de relajarse por miedo a ser descubierto. Sea consciente del verdadero motivo que se esconde detrás de cada una de sus acciones. El motivo es más importante que la acción en sí misma.
La mayoría de las acciones se originan a partir de un hábito subconsciente, basado en el deseo de placer, seguridad, poder y reconocimiento.

Por la noche, al final de la jornada, siéntese, cierre los ojos y haga un repaso de los acontecimientos del día. Piense en lo que no ha hecho y qué errores ha cometido y, sin ánimo de recriminación ni vergüenza, pregúntese qué tendría que haber hecho. Use un diario espiritual para orientarse. La práctica de la introspección periódica le ayudará a superar no solamente las ondas de pensamiento negativo que a veces nos asaltan, sino también los esquemas de pensamiento negativo más profundos del subconsciente. A medida que siga practicando, notará que sus motivos se vuelven más desinteresados y compasivos.

LAS NORMAS DE LA VIDA CORRECTA.

Las normas yóguicas de conducta social y personal se llaman yamas y niyamas. Constituyen los dos primeros pasos del sistema de raja yoga y, a la vez, la base de la vida espiritual sobre la que se erige la superestructura de la meditación. Los yamas y niyamas eliminan los deseos, las ansias y las cualidades negativas, alejando la dureza, la violencia y la crueldad de la personalidad. Su práctica irá moldeando el corazón y lo llenará de amor, amabilidad y bondad.

CAPITULO RECOGIDO DEL LIBRO "COMO PRACTICAR LA MEDITACIÓN" EDIT. RBA.
El cual aconsejo.

Para ver sobre yamas y niyamas.

+ Sobre la meditación:


Enlace que te puede interesar:

UN ABRAZO LLENO DE AMOR.

QUE TENGÁIS UNA BUENA SEMANA, LLENA DE AVANCES Y DESCUBRIMIENTOS PARA VUESTRO BIENESTAR Y FELICIDAD.

LUNA SERENA.

TEST DE LA INTUICIÓN. PRUEBA.

Tarot Los Arcanos