HACER DESAPARECER EL MIEDO A LA MUERTE.

8 comentarios

En esta etapa en la cual estamos viviendo una serie de cambios en nuestro Planeta acompañados de catástrofes naturales, igual, tenemos temor a que algo nos suceda, a morir. Nadie estamos exentos de ello. No debemos pensar en esta circunstancia, adelantarnos, porque es mortificarnos sin necesidad, ya que las probabilidades son bajas pero sí pensar que un día tendremos que dejar nuestro cuerpo para ir a otro lugar. A un sitio lleno de Luz, en el cual encontraremos algo que aquí igual no hemos logrado encontrar, Paz, bienestar y armonía.

Aquí dicen que elegimos venir para pasar por unas series de experiencias las cuales nos permitirán aprender y evolucionar. Y en la medida que lo hagamos así nos ira en la vida elegida, permitiéndonos con ello ser más o menos felices.

La muerte es un transito hacia otro sitio, no existe tal cual como la persona piensa. No morimos, dejamos un cuerpo el cual esta deteriorado o porque ya hemos realizado la función a la que hemos venido. Nos vamos para descansar y prepararnos para la próxima.

No hay que temer a la muerte. Cuando nos llegue es algo realmente placentero o por lo menos para la mayoría.
Particularmente hablo por una experiencia que tuve hace tiempo y puedo hablar por conocimiento de causa. Os puedo comunicar que todo lo que dicen las personas que han estado cerca de morir tienen una similitud asombrosa.

Si cambiamos la forma de ver y el sentimiento hacia esta, podemos cambiar nuestra actitud y con ello evitar la angustia que muchos tienen nada más con pensar en ella.

Morir es...

*Desnudarnos completamente. Dejar nuestra esencia libre. Mezclarse con el Todo y formar parte de éste completamente.
*Es la posibilidad del descanso de nuestra Alma, de prepararnos para un nuevo comienzo.
*Es seguir avanzando, experimentando y aprendiendo.
*Volver a formar parte de la esencia de la vida.
*Es un viaje tranquilo y lleno de Paz. Tanto, que en vida no hay nada que se le parezca.
*Es el reencuentro con familiares, gente que amamos, nos aman y ya se marcharon. Ellos están cuando llegue el momento esperando para acompañarnos y guiarnos.
*Es otra forma de vida, más fluida, serena y sin sufrimiento. Nos da la oportunidad de recuperarnos y olvidar lo vivido en lo que comúnmente llamamos vida.

A continuación os paso un vídeo en el cual se ofrecen los resultados de experimentos realizados por el Doctor Peter Fenwick sobre las experiencias cercanas a la muerte y la existencia del Alma.


QUE TENGÁIS UNA BUENA NOCHE Y NO PENSÉIS EN ELLO, SOLO LO NECESARIO, PUES ES PARTE DE LA VIDA, CUANDO ALGO TERMINA, SIEMPRE HAY UN COMIENZO, NO LO DUDÉIS Y MUCHAS VECES PARA MEJOR, SON EXPERIENCIAS Y LA "MUERTE" TAMBIÉN LO ES. ES UN ESTADIO DE TRANSICIÓN.

Una frase para meditar:

"Mientras alguien es infeliz, otros son felices porque lo es. Por lo tanto depende de uno intentar cambiar la situación. Se feliz siempre" Con Amor maricmasi.

RECIBID UN ABRAZO.

LUNA SERENA.

EL CARRITO DE AAHAN.. maricmasi.

3 comentarios


EL CARRITO DE AAHAN.

En un pueblo lejano de la India vivían dos aldeanos de mediana edad. Se habían criado en el lugar y a la muerte de sus padres decidieron no emigrar a diferencia del resto de los jóvenes de la aldea, uno por miedo al cambio y otro porque se sentía a gusto con la vida que llevaba.

Aahan era un hombre que todo lo que hacia era porque lo sentía y le gustaba, cuidadoso y respetuoso. Seguía en su tierra porque estaba enamorado de ella.

Aarhus era todo lo contrario, siempre estaba refunfuñando y protestando por todo, descuidado y mal educado. Se le notaba que no era feliz con la vida que llevaba, pero tampoco estaba dispuesto a cambiarla.

Aahan tenía sus tierras siempre al día, muy cuidadas. Para ello poco después de salir el sol ya estaba en pie. No se hacia notar, lo hacia sin alterar el lugar. Cogía su carrito totalmente silencioso y con el se dirigía cada día a un prado diferente. Cuando volvía de realizar las tareas en el campo determinado, con la hierba y verdura necesaria para el día siempre se encontraba con su vecino.
A Aarhus se le escuchaba desde el final del camino. Su carro era mayor, ruidoso y destartalado haciendo doble ruido por la falta de mantenimiento, todo lo contrario de su vecino. Sin olvidar su voz chillando e increpando al elefante que tiraba de él, propiedad de la familia durante años. Siempre lo llevaba lleno, cubierto de hierba que el ganado rechazaba o apartaba por su baja calidad, pasada, mezclada con piedras y malas hierbas.
A su paso por el camino las aves y los animales del lugar se crispaban protestando a su manera por el alboroto que este formaba. El silencio del lugar daba paso al estruendo más llamativo.
Con ello Aahan siempre sabía que Aarhus estaba cerca, sin embargo este último nunca sabia cuando su vecino andaba por el lugar y ello le molestaba.
Cuando se cruzaban ambos en el camino reaccionaban de diferente forma. Aarhus echaba una mirada de sorpresa y recelo a Aahan y este lo notaba. Aahan saludaba cordialmente como si nada y no hacia caso de la expresión de Aarhus. Y así iban pasando los días.

Aahan tenía tiempo para todo, sus campos estaban puestos al día, su carrito, aunque era pequeño, siempre iba lleno de carga recién cortada lo que le permitía darle buenos y frescos pastos a sus animales. El tiraba de la carga, sin ser excesiva se mantenía así en forma y contento,. Pensaba que lo que pudiera hacer él porque se lo iba a dar a un animal para que lo trasportara. Con la carga que llevaba cada día a casa era suficiente para alimentar al ganado que tenía, así que no cogía en exceso sin necesidad. Aminorando trabajo innecesario.

Aahan se mantenía siempre contento aún dentro de su soledad y progresaba. Su ganado se criaba hermoso y cuando lo llevaba a la ciudad para su venta, era comprado inmediatamente sin importar su precio. Todos lo conocían y sabían la calidad y salud de sus reses. Así que el primero que llegaba era el primero que se las llevaba.

Un día como muchos ambos vecinos se encontraron en el mercado. Pero esta vez Aarhus llego antes. Esa noche no pudo conciliar el sueño. Aburrido y cansado decidió salir pronto para pasar más rato con los demás mercaderes. Ese día fue cuando se dio cuenta de la fama de su vecino y la facilidad en vender sus animales. Esto lo enfado, lo crespo, pues cuando Aahan ya los hubo vendido, él todavía no había vendido ninguno. Lleno de rabia se dirigió a su vecino.

- ¡Tú has llegado más tarde, no es lógico que tengas todo vendido. Mis reses son más baratas y mejores y ni siquiera nadie se ha acercado a preguntar. As pactado contra mi, calladito como si tal cosa, que habrás terciado para que no pueda vender!

Aahan lo observaba, escuchaba y simplemente le dijo...

- Yo no tengo porque decir nada, tu lo dices todo. Observaté y observa tu ganado. Si lo haces te darás cuenta de mucho.

Esto exacerbo más al vecino. Lleno de rabia se dirigió a él con intención de golpearlo.

Varios mercaderes los estaban vigilando desde hacia rato, se esperaban en cierta manera la situación que se iba a dar. Pues conocían a Aarhus y los comentarios que realizaba sobre su vecino. Sabiendo de antemano que si algún día se encontraban de la forma que ese día lo habían hecho iba a haber problemas. Era evidente para ellos la envidia que este tenia hacia Aahan.
Sin embargo Aahan nunca comento nada de su vecino. Si le preguntaban sobre el simplemente decía que se encontraba cansado de las tareas del campo, como el mismo, considerando que era un trabajo duro y se hacia notar a lo largo de los días.

Sin embargo los mercaderes observaban una gran diferencia entre ambos. Uno irradiaba tranquilidad y felicidad, honestidad y el otro enfado con todo y con todos, se hacía notar que no estaba contento con lo que tenía.

Una vez los mercaderes hubieron evitado el enfrentamiento, cogieron a Aarhus y lo apartaron del lugar...

- Aarhus, no tienes que molestarte. Lo que te ha dicho tu vecino tiene una parte de verdad, pareces enfadado con la vida. Sin embargo ambos lleváis vidas paralelas, ¿ pregúntate que diferencia hay o en que?
Tu vecino lleva una vida ordenada, se conforma con lo que tiene y puede, tu siempre quieres más y con el mínimo trabajo, y esto no funciona así.
Mira las reses de tu vecino irradian salud, la forma de vender y de hablar con los demás, es educado y respetuoso. Tu sin embargo, tus reses parecen salidas de un desierto, delgadas y con aspecto enfermizo, ni para el gran mercado sirven. Las vendes a la gente que viene rezagada y necesitan comprar...

Aarhus con gesto fruncido y enfadado, rojo como un tomate fue relajando los rasgos, pues las palabras de sus compañeros le hizo reaccionar y ver la verdad. Y ante esto no había enojo que valiese.
En ese instante sintió una congoja que le fue casi imposible de reprimir, pero lo hizo. Las palabras de su vecino y de los mercaderes consiguieron que viera su incapacidad, insatisfacción hacia la vida que llevaba. No le gustaba y ello le hacia comportarse agresivamente, se sentía muy solo. No había superado la perdida de sus padres, encauzar su vida en la dirección y de la forma correcta.
En vez de afianzar una amistad con su vecino, con su comportamiento se distanciaba de él. Al mismo tiempo que su propia insatisfacción le hacia hacer las cosas y el trabajo mal, no siendo consciente de ello.
Solo veía lo bueno de su vecino y lo que parecía conseguir sin mayor esfuerzo. Lo tranquilo y feliz que era y eso le irritaba. Esto no le permitía observar lo que le distanciaba a él de hacer las cosas bien y ser feliz.
El fijarse más en el otro le impedía ver su propia vida, necesidades y mejorarla.

Cuando al día siguiente ambos se encontraron en mitad del camino, Aarhus fue mucho más amable, intercalando palabras suaves y amables con Aahan. Cuando se iban a despedir Aahan dijo a su vecino...

- ¡Si necesitas algo pídemelo, lo que sea!

Aarhus al oir esas palabras no pudo evitar que un nudo se le pusiera en la garganta, pero a la vez una sensación de lo más agradable totalmente desconocida se le iba instaurando en su cuerpo.

- ¡Muchas gracias, lo tendré en cuenta! ¡Gracias.

Cuando se iban alejando Aahan, alzo la voz, siendo totalmente impropio de él.

- Cuando quieras y te apetezca estas invitado a tomar un te en mi casa.

Tan impropio... que esta vez la fauna del lugar se conmociono al escucharlo.

Aarhus al escuchar el alboroto en el lugar esbozo una sonrisa. Lo mismo que su vecino al ver el ruido que esta vez había originado el.

FIN.

Dibujo de Montse Cobas, maricmasi.

REFLEXIONES.

"NO POR MÁS LLENO QUE ESTE NUESTRO CARRITO QUIERE DECIR QUE SEAMOS MÁS FELICES. LO SEREMOS DEPENDIENDO DE LO LLENO QUE ESTE DE NUESTRAS VERDADERAS NECESIDADES Y DE COMO ENCAUCEMOS NUESTRA VIDA Y EMOCIONES"

"LAS NECESIDADES, LA FORMA DE VIVIR DE OTRO NO QUIERE DECIR QUE SEAN IDÓNEAS PARA UNO. CADA PERSONA DEBE AVERIGUAR CUALES SON Y CUBRIRLAS. ELLO TE DA LA POSIBILIDAD DE SER FELIZ"

"MIRA MÁS TU VIDA Y LO QUE NECESITAS, CÚBRELO. ALÉGRATE DEL BIEN AJENO, LO QUE TIENE O CONSIGUE OTRO NO QUIERE DECIR QUE TE VAYA BIEN A TI"

¿ESTARÍAS DISPUESTO A SACRIFICARTE Y ESFORZARTE PARA CONSEGUIR LO QUE REALMENTE QUIERES LOGRAR? OTROS LO HAN HECHO ¿Y TU?
A VECES PARA CONSEGUIR UN FIN DETERMINADO SE NECESITA DE MUCHOS TROPIEZOS, COMIENZOS, ESFUERZO, DECISIÓN, VALOR Y VOLUNTAD Y NO TODOS ESTÁN DISPUESTOS.

"LO QUE A VECES PARECE FÁCIL NO LO ES"

"EN EL VALOR, DECISIÓN, ACTITUD, VOLUNTAD, OPTIMISMO, LA NO RENDICIÓN Y BUEN HACER ESTÁN LAS BASES DEL ÉXITO" maricmasi.

Imagen de google.


UN ABRAZO.

LUNA SERENA.

TEST DE LA INTUICIÓN. PRUEBA.

Tarot Los Arcanos