DESPEDIDA PARA ALBERT. Montse Cobas.

6 comentarios

DESPEDIDA PARA ALBERT.

La vida es una sinfonía de múltiples notas,
nos desea bueno y nos abre a su encuentro.
Mensajes en cada instante y en cada minuto.
Nos deja sus hojas entre-abiertas para abrirlas cuando estemos preparados.

Nos deja tristezas para que las entendamos.
Alegrías para que las disfrutemos,
y así con todo ello valoramos sus derivas construyendo,
castillos en el aire y en el suelo.

Silencios en la mañana, llantos aguantados,
despedidas para siempre que pican sorprendiendo.
Nuestros corazones silenciosos responden a la pena,
con mensajes a la mente disipados y presentados, no hay respuesta.

Respuestas que no se avienen,
a ningún juicio ni remedio,
ya no hay tiempo,
pues la muerte se presenta sin aviso muchas veces.

Alejemos los prejuicios,
malentendidos y tonterías.
Nuestro tiempo esta ahora y hay que disfrutarlo,
al momento y al instante con los que apreciamos...

Pues,
quizás mañana ya no exista para alguno de nosotros.
Vive y ama,
no tendrás pena de no haber dado o hecho.

Albert, joven carismático y bello.
No dejo nada despistado,
sabia lo que hacia y lo disfrutaba en cada instante.
De ahí su belleza y poderío.

Adiós hoy a un amigo de pocos años,
no dejo nada al vuelo,
ni siquiera su mayor decreto, volar.
Lo consiguió y hasta en su último momento lo hizo sin nada que apelar.

Albert allí donde estés,
hazlo radiante y lleno de Amor,
hoy es lo que ha fluctuado en el recinto,
Amor por ti y resignación en tu destino. Hasta siempre.

Montse Cobas.

Dedicado al hijo de una gran amiga, Albert, que hace unos días murió en un accidente de avioneta.

Que el Amor fluya en el Él al unisono con su familia, consuelo de ambos y armonía en la falta de su persona, que no, de su Alma.



Hoy cumplo 49 años y cada día agradezco el estar aquí, lo que tengo, lo pasado haya sido bueno o malo, porque todo me ha dicho algo y me ha derivado a.

La muerte de Alber me dice que he de seguir haciéndolo porque cada segundo en esta vida es prestado y lo sucedido lo enuncia.

Amemos y hagamos el bien,
es la mayor recompensa para nuestro espíritu, persona, vida y para el prójimo.
Mientras amamos somos felices.

Hoy estamos,
y mañana, quién sabe, no existe, solo el hoy y su resultado que se extiende en lo consiguiente.


Un abrazo lleno de Luz,
sobre todo para la familia de Albert y para él mismo con todo Amor.

Montse.

Luna Serena.

TEST DE LA INTUICIÓN. PRUEBA.

Tarot Los Arcanos