LA LUZ DEL DÍA. Montse Cobas.

8 comentarios
Detalle de cymbidium amarillo

Acabo de salir de un ingreso hospitalario a raíz de un sincope y molestias estomacales, de ahí mi falta de entradas en los últimos días, aparentemente y según las pruebas nada grave, pero si incomodo, debilitante y que me ha dejado una brecha al lado de un ojo a causa del desmayo.

En estos días hubo algo que eche en falta, la luz del día, pensando en su momento en realizar una poesía en base a ello ,
así que a continuación me explayo...



LA LUZ DEL DÍA.

Añore el amanecer sutil y resplandeciente,
dejándose ver a través de la ventana.
Sus esencias acariciándome diciéndome hola.
Su brisa envolviéndome.

En la oscuridad del cuarto, umbral dentro del silencio.
Taponados los oídos por la vibración del dolor y la molestia.
Silencios que se barajaban con voces trabajando.
Luz que permanecía incrustándose en lo oscuro luchando por la cura.

Mirares de una estancia, entre dolores y flaqueza.
Algo, a lo que todos estamos expuestos.
Llama sin concierto, ni aviso se presenta.
Es el malestar del cuerpo enfermo, hace que el Ser advierta.

Malestares de la vida, enfermedades físicas y psicológicas,
anquilosado el cuerpo protesta de que algo se ha introducido. Algo, que incordia.
Redes conexionadas entre cuerpo, mente y la esencia avisa,
Naturaleza sabia, aunque a veces corta pronto o tarde la vida. Existimos, vemos y...desaparecemos de ésta.

Me ha faltado la luz del día,
su esencia y su respiro,
hoy cuando he salido del umbral oscuro, sin brillo, he respirado.
Disfrutado y acogido...un nuevo día, el mio y otro del Mundo, hoy.

Montse Cobas.

Un abrazo.

Luna Serena.

TEST DE LA INTUICIÓN. PRUEBA.

Tarot Los Arcanos