PARA SANAR. SOLO TENER CONOCIMIENTO. Por Montserrat Cobas.



Para sanar, hay que cambiar la energía propia, cuándo está falla, creando malestar, y afincando la enfermedad, muchas veces, un enfermo que se cree enfermo, y de hecho incluso diagnosticado, no tiene otra cosa, que energía contaminada, o dañada, drástica-mente, incluso por trabajos realizados por los contrarios a la Luz, los que ejercen para dañar, increíble, pero existe, saberlo, da pie, ha poner remedido, muchos se van, sin saber que la causa de sus males, es lo mencionado.

La contaminación de la energía de un cuerpo, del Ser, viene determinada por muchas causas, entre ellas, la contaminación, alimentaria, la contaminación por formas y emociones, propias o ajenas, e incluso por la contaminación de nuestro entorno, acústica, del aire, ect, ect... además de más motivos, entre ellos, sin olvidar, el arriba especificado. Destacando que los trabajos realizados por contrarios a la Luz, son difíciles de erradicar. 
Es complejo, y casi imposible mantener nuestra energía, y campo energético, completamente sano, ya que somos constantemente bombardeados por diferentes formaciones y resultados energéticos, incluido el nuestro, dependiendo de nuestras emociones y estado,  se requiere de un trabajo interno, constante y satisfactorio para conseguir sentirse bien, además de saber lo correcto, y poderlo hacer, y aún así, la totalidad de sanación de Éste, se consigue en el momento que ejercemos para qué así sea, y por un buen profesional, entendido en la materia, sanador del Ser o energético experimentado, y en estados, ya avanzados de deterioro, la transmutación se hace indispensable, para mantener nuestra salud, y bienestar, y con ello calidad de vida, y esencial, manteniendo-nos en paz, y bien.
Transmutar, lo negativo, lo contaminado, en Luz, para que no se afiance o instaure en el cuerpo físico, con lo que ello acarrea, el malestar, el afinca-miento, la corrosión, y por último la enfermedad. Añadiendo que si no se es cogido a tiempo, la sanación se hace más lenta, y con un margen de éxito medio alto, pudiendo quedar sensibilidad o debilidad en determinadas zonas o órganos, eso depende mucho del proceso de cada persona, su naturaleza, su constancia, y habilidad para querer ganar a la enfermedad, o proceso de deterioro energético, y con ello físico.

Hay que poder, y tener conocimiento de lo que os comparto, para lograrlo, también, saber en qué manos nos ponemos, es importante, pues no todo, o todos es lo que aparenta o se dice, ni todos tienen la experiencia, y determinación necesaria para obtener los beneficios buscados, pues, como ya dije, no es fácil, es complejo, y se requiere de saber, poder, y experiencia, para obtener el mayor, y mejor logro.

Y para los sanadores o terapeutas energéticos, muchos ya lo sabemos, pero para los iniciados, o para los que creen que su profesión es bella, y exenta de riesgos, no es tan así, y sobre todo, este párrafo, va para los que trabajan realizando reiki, sin don natural, y sin posibilidad de ver dentro del cuerpo energético-físico, y lo que se halla en él. Pues, si los hay, hay riesgos, no basta con protegerse,  hay que limpiarse, eliminar procesos,  tóxicos, energías que en la sanación y fluir energético abierto de ambos para el proceso de la sanación, se han podido pasar al terapeuta, incluso implantes energéticos del enfermo, pueden pasar, y no darse cuenta si el sanador  no tiene el don de la videncia, eliminando-nos, o transmutan-dolos antes de que puedan pasar a su propio campo energético, con lo que la implantación se hace en el terapeuta, con el consiguiente deterioro de su salud, por eso yo recomendaría limpiarse diariamente, e incluso, en el tratamiento con enfermos graves, hacerlo después de sanar-lo, evitando incrustaciones indeseables en el sanador.
Y cuándo digo limpiarse, me refiero tanto a limpiar vuestro propio campo energético interno cómo externo, renovando, regenerando, y saneando con Energía, Luz. Sino lo podéis hacer vosotros mismos, buscar a alguien, experimentado que lo haga.

Incluso en pacientes que vienen por una supuesta enfermedad, y lo que traen, son presencias nocivas o negativas fuertes, recomiendo atender a la posible carga contra el terapeuta energético, lo antes posible, e incluso, para ello, a veces, hay que pedir ayuda, para un mejor éxito de protección, y eliminación de posibles represalias hacia él a Dios, El Arcángel San Miguel, Cristo, La Virgen Maria, Ganesha, Los Arcángeles, siempre dispuestos, a ayudarnos, y  subsanar la incidencia que se pudiera dar o dado.
Siempre gracias, gracias, gracias, a Todos Ellos, Os Amo.

Solo tener conocimiento.

Por Montserrat Cobas.

Estemos en Paz.



Información, los virus, son campos energéticos, o agrupación energetica, nociva y negativa, oscura, que se implantan en determinadas partes del cuerpo,  determinando, primero el malestar, y luego la enfermedad, lo mismo qué, los trabajos realizados por seres contrarios a La Luz, envían implantes energéticos oscuros, negros, diversos, no sé de que forma, ni que medios, ....ni me interesan,  para mermar la salud, y la vida, de quienes, va dirigido.

Dios en Nosotros, Dios Con Nosotros.
Qué así sea. Siempre con Nosotros, su Luz. De principio a fin.


No hay comentarios:

TEST DE LA INTUICIÓN. PRUEBA.

Tarot Los Arcanos