CONSEGUIR EQUIVALENCIA. Por Montse Cobas. Terapeuta energética. Sanadora.


Elegir nuestra forma de vida, no es fácil, y más sino seguimos lo establecido por la gran mayoría, lo habitual, 
elegir con quien nos quedamos al final de nuestros días, despues de experiencias, demostraciones, y encuentros tampoco lo es,
pero; 
en el hacerlo, y hacerlo bien, está conseguir nuestro bienestar personal, y la del entorno, y más allá.

Dejar atrás, personas, situaciones, y experiencias nocivas, es duro, y se requiere de mucha claridad voluntad, fuerza, serenidad y constancia para poderlo realizar, y por consecuencia en el caso de padecer traumas, poderlo transmutar y que deje de hacernos daño, consiguiendo con ello eliminar bloqueos, 
pero;
es pertinente, si queremos tener una vida tranquila, feliz, y libre de malestares físicos y emocionales.

Saber todo esto, y más, tampoco es fácil, porque se requiere un pasar situaciones, un ver prioridades en vista de padecimientos y experiencias, que te derivan al aprendizaje en un mundo en el cual todos tienen su carga personal, ya sea por situaciones, o por simplemente ser, muchas veces por traumas no trasmutados o por naturaleza real.  

Finalidades arribas descritas, que una gran mayoría, ni se lo plantean, ya qué no ven la necesidad de hacerlo, o por miedos o por no saber las repercusiones que ciertas vivencias donan, no solo en nuestra vida y entorno, sino en nuestro cuerpo físico, mental y espiritual.
Conocimientos y  deducciones, que no son fáciles llevar a la practica, sin antes haber padecido ciertas vivencias, que nos derivan a ellos, vivencias sobrecargadas de ansiedad, estrés, generadoras de miedos, llegando , en muchas ocasiones,  a un estado limite, que te hace tomar decisiones, no antes de ver la necesidad de hacerlo para conseguir un fin, una situación, un cambio, o un estado, que al fin y al cabo, todo se dirige a ser libre en todas sus formas, o de algo, o de alguien, en particular.

Saber, no es fácil, vivir, no es fácil, sentir no es fácil, porque ello nos deriva a una serie de emociones o descubrimientos que a veces no queremos ver, o nos des-equilibran,  desengaños que nos derivan al descubrimiento, y en ello poder reaccionar y hacer, derivando-te a todo esto, y más, a la elección, a saber que quieres al final de tus días, quien estará, y a quien deseas, donando-te del conocimiento que muy probablemente, ya sea por parte de la familia o no familia, no importa el tipo de relacion que mantengamos, nos lo haga ver con sus comportamientos, actitudes y palabras.
Al final, tras mucho, vemos lo que nos interesa emocionalmente, a nos ser que exista un interés material, que predomine ante lo emocional, si qué-remos verlo y hemos llegado a este punto de saber,  tener a alguien, que realmente te ame, te lo demuestre, una y otra vez, y haya estado, sin engaños. Descubriendo el valor de la vida, el valor de las personas, la honestidad, la verdad, y el amor, valores que derivan a la perfección absoluta, que raya con la verdad evolutiva, el amor con el que hemos sido creados por Dios, el amor de Dios.
Sereno, y sin riñas.

Y así, ha de ser.


Amar desde el corazón, teniendo a nuestro lado, personas, que ciertamente nos amen desde el suyo, sin malestares de ningún tipo, no importa el tipo de relacion que mantengamos, solo amor, y por lo tanto serenidad, paz, ternura, comprensión, y algo más importante. El Amor de Dios en la relación mutua, que se diagnostica, con los sentimientos, actitudes anteriores, por ambas partes, ya qué debe ser reciproco.
La vida misma en exquisitez, la que otro ser humano y tu, podéis lograr.

¿Qué das como ser, como persona, que te dan en el mismo aspecto?
¿Y en ello que deseas?, ¿se habitúa a lo que ofreces?

¿Te lo mereces.?

Correspondencia.

Conseguir equivalencia. 

Y decir qué es difícil pero no imposible. 
Una sociedad marcada, por el estrés, el materialismo, y el egoísmo, ¿qué... sé ha creado?.

Una pregunta, un texto, apto para la reflexión.


Sólo, ya para terminar, dejo aquí un descubrimiento, de hace tiempo, 
en los días festivos, la energía que se siente, es sumamente diferente y benefactora, 
el estrés, los padecimientos que el ser humano alberga, para sobrellevar el día a día, dentro de la semana,  la angustia, el cansancio, genera, 
y el descanso, la tranquilidad, la armonía, demuestra, que es el camino... 
Paz en el Ser, Paz en la vida, Paz en Dios, su llegada, y con ello la salvación.

Por Montse Cobas.
Trabajadora de La Luz, Sanadora. Terapeuta energética de La Luz.

Descubrir para sanar, sanar para vivir.






No hay comentarios:

TEST DE LA INTUICIÓN. PRUEBA.

Tarot Los Arcanos