El Amor.

0 comentarios

 


💖💕💖


El Amor en el uno y en el otro.

Saber amar. Amarse.

Mutuo.


Sé qué hay parejas que se aman mutuamente, profundamente, y las honro, las enaltezco, las elogio, las bendigo, es lo qué el mundo necesita, y es la fuerza de su amor lo qué potencia.


Lo han conseguido, viene dada desde su elección ha conocerse, ha saberse, ha interiorizarse, pero sobre todo ha entenderse, ha cuidarse y comprenderse, ayudarse y hallar en ello su comprensión y entendimiento más fuerte, proveniente del amor entre ambos.

Sabiduría mística ancestral. ✨✨✨

0 comentarios




El empoderamiento femenino.


No se trata de tener poder hacia los demás, así porque sí, sino de tratar y conseguir que no se nos dañe, en una sociedad qué arrastra aún lo patriarcal y masculino arraigado desde lo más profundo del ser, desde lo ancestral dónde aún no se había consolidado la parte humana en el ser humano, confiriéndose costumbres y formas a través de los tiempos, difíciles de erradicar, pero qué llega el tiempo de hacerlo, ya no sólo por el proceso evolutivo qué estamos viviendo, sino el energético y vibracional qué ya nos acontece, hacerlo visible para conseguir la armonía entre ambos sexos, entre la humanidad, cada uno habrá de elegir las formas dentro del amor , el respeto y la bondad más absoluta.

Pareciere qué no existe ciertas situaciones entre ambos, o sí se sacan a la luz qué son excepciones, y nada más lejos de la realidad, y es qué en esta sociedad siempre se ha tratado de esconder, de proteger el daño que en un momento dado puede realizar un hombre hacia una mujer, en el momento qué está se da a él en confianza, o simplemente confiar cómo persona, encontrándose en infinidad de situaciones qué luego se esconden por esa protección e irrealidad en las relaciones qué se pueden dar entre ambos sexos, por miedo, por vergüenza, por la falta de credibilidad a favor del varón, trayendo dilemas y situaciones contrarias hacia la mujer, y por eso calla, por esa misma circunstancia de arrastre ancestral, mutuo, porqué aún predomina una sociedad cada vez menor qué desde hace un tiempo se trata de erradicar, esa parte narcisista, dependiendo de costumbres, países, zonas, circunstancias y vivencias arraigadas desde el nacimiento o culturas e incluso desde los ancestros. De ahí la complejidad del tema.


Uno puede explicar algo y puede llegar a ser malinterpretado de miles, millones de formas, así cómo seres habitan, dependiendo de la características de cada uno así definirán lo leído o escuchado.

Hay qué disponer de mucha empatía, comprensión e información necesaria para una comprensión justa y adecuada a lo expuesto.

Una mayoría deberíamos privarnos de opinar, porque una gran parte casi seguro que su definición estaría equivocada, por la falta de dichas características expuestas arriba. Pero existe libertad, aún determine ésta al engaño, falsas deducciones y por consiguiente malas elecciones.

Cómo mínimo la empatía que nos frenaría de exponer creencias teniendo el conocimiento de qué nos faltan datos y conocimientos con el resultado claro ha poder equivocarnos sí lo hacemos, y por lo tanto si debemos decidir o actuar informarnos, buscar información necesaria, conocer o saber, para tomar la mejor decisión para no dañarnos ni dañar.


En las relaciones entre ambos sexos, en un tanto muy elevado, y las estadísticas hablan, la mujer esta superpuesta a la intención o no intención, a la falta de empatía por parte del hombre hacia ella, por no usar otros términos. Ni qué decir tiene que no son todos los hombres, también existen varones qué pueden sufrir determinadas situaciones anómalas hacia ellos por parte de una mujer, porque también se da, por eso a veces uso el termino personas,  pero por desgracia en menor mayor medida de margen por costumbres ancestrales, generacionales, una parte elevada proviene de ellos. Es entonces aquí cuándo entra el termino de empoderamiento femenino, qué no es otra cosa según lo que defino y veo yo, según mi percepción y lo qué quiero definir, qué la mujer a de ser prudente y conocer antes de seguir adelante con una relación, decidiendo lo qué sí y lo qué no en cuánto al trato hacia ella, poniendo limites o simplemente alejarse sino se consigue raciocinio o recibe a razón de lo qué es y ofrece. He incluso porqué no guiarse por su intuición más exacerbada normalmente dada en ella, y sí en su interior le dice qué por ahí no, no ir.

Tienen, por características personales entre ambos géneros, diferencias qué pueden llegar a ser abruptas, viene configurado en la genética y funcionamiento físico-mental-emocional-espiritual, muy diferentes, de ahí qué nunca se puede hablar de igualdad, porque funcionamos por naturaleza completamente diferente.

Querer ponernos al nivel de un hombre o de una mujer es un sacrilegio, pues cada uno tiene las características qué tiene, e ir en contra de ello es ir en contra de nosotros mismos. Seamos hombre o mujer, da lo mismo. Desde el momento que respetemos al otro, en base a sus necesidades y características, encontrando a la persona que más se adecue a nuestras formas, mejor, de ahí qué debemos conocer, antes de ir más allá en una relación, sea del tipo qué sea.

El sexo femenino puede ser dañado de muchas formas, lo cuál es tabú, parece que no existiese, por lo qué todos sabemos y en parte he expuesto aquí. Pero, sí, existe, y en el momento que ambas partes tomemos conocimiento y conciencia de ello, habremos abierto puertas para encontrar juntos una mejor vida para ambos géneros, cada vez más separados por la incomprensión y el no comunicar intrínsecamente lo qué esta fallando.  Tolerando por ambas partes una por hacerlo inconscientemente y la otra por aceptarlo de igual forma, lo qué es tabú y existe, malos tratos a través de palabras y obras, rigidez, mandato y fuerza hacia el otro, sin tener en cuenta sus necesidades en cuánto a lo qué es. La base principal para conseguirlo es el respeto, la empatía, delicadeza, cuidado pero ante todo el amor hacia el otro qué embarca todo lo anterior mutuamente a la vez qué la potenciación de las emociones positivas, sino hay amor, nunca puede haber lo anterior, y aunque exista respeto, empatía en una relación, siempre puede surgir sentimientos anómalos que pueden oscurecer y complicar el contacto personal entre dos personas, ni qué decir tiene con fecha de caducidad, pues estos están siendo expuestos para su concienciación, exposición y erradicación por parte del universo, cambio energético plasmático y el cambio qué se esta dando en él.. Sacándolo a la luz mediante las propias personas, una parte dejando ver y el otro viendo. Y en consecuencia tomando decisiones al hacerlo evidente, haciendo conciencia en la otra parte.

Una vez expuesto y sabido, hay posibilidad de sanar, de cambiar de actitudes y formas por conocimiento propio y de necesidad. Tocando el corazón y desde la mente, el raciocinio interno.


Estamos ante un gran cambio, dentro de la sociedad, la humanidad y dentro de cada uno de nosotros, y a la vez intrínseco, es generacional-universal, cambiando lo qué se ha de cambiar, para generar lo qué viene y se necesita para añadir al proceso evolutivo qué ya se está dando.


Por eso se podría ampliar mucho más, dando pelos y señales sobre lo expuesto pero creo qué no es necesario, pues es una apertura que dará señas y dejara ver generando una profunda conciencia en todos, porque no se puede determinar sólo en este tema que menciono sino para otras posibilidades, circunstancias y asuntos.


Namasté.


Buenos días-tardes.


Lo profundo está saliendo a la superficie. 

Lo qué ha de salir, depurando, a todos los niveles.

Nunca mejor dicho.


Y así ha de ser, sí queremos seguir adelante.

Avanzando. Re-construcción con nuevas bases. 


💛

💛