La Paz. Hoy.

0 comentarios

 


La Paz se hace necesaria en todos los ámbitos si queremos qué todo funcione en conveniencia para la humanidad y para el Planeta Tierra mismo.

Estos días ha estado inestable, aturdido, y es por lo qué está recibiendo y percibiendo, a la vez qué toda la población no trabajada en sí misma para mantener el bienestar interno, su paz. Inestabilidad mantenida para una gran parte de la población por la serie de sucesos qué estamos viviendo, el tiro porqué me toca, lo llamo yo, desinformaciones, no realidades en muchos casos, engaños con el fin de no dejar qué lo estable llegue y con ello el bienestar y la armonización secuencial del todo y de la zona. De las gentes ampliando el fin qué acontece, no dejando qué se estabilice.


Las guerras no es una forma humana evolucionada, en el momento qué no importa dañar a otro, sólo nos queda pensar de qué lado esta las gentes qué arremeten así. Es un proceso en cierta forma qué se ha de vivir, para sucumbir y ver lo qué no es conveniente para no volverlo acometer.

La oscuridad se disipa con la Luz de quienes impregnan con sus emociones, actos, esencias mitigándolo, hasta qué la primera por correspondencia y termino, desaparezca porque ya no halla lugar dónde estar por las características formadas a nivel esencial, muy próximo a suceder, teniendo en cuenta qué próximo puede ser un tiempo algo largo no determinado, pues depende de las fuerzas en cuestión.


La oscuridad, las guerras, el sufrimiento, el malestar, genera lo mismo, sino se accionara para disminuirlo, sino hubiera Luz Esencial de la Fuente, Amor por parte de Seres qué así accionan, la Tierra sería ya un Planeta inhabitable, con mucho padecimiento, por eso, hay qué vitarlo.

Las Energías Planetarias del Universo, ya no tiene cabida para la oscuridad, aún se pretenda, dando los últimos coletazos por parte de los oscuros.


Todo se ha de accionar desde la Paz, llegando a acuerdos.

La Tierra sólo tiene un dueño y es ella misma, otra cosa es qué los humanos la hayan distribuido para poder llegar a una distribución de lo qué ella genera y nos permite para tener una buena calidad de vida, pudiendo subsistir con Ella, sin embargo, no ha sido equitativo ni respetada por todas sus bonificaciones por parte del hombre, de ahí en parte su malestar.


La guerra nunca es conveniente para nadie ni nada qué se considere dentro de las leyes Universales y de Dios, pero por sobre todo cuándo se establece con violencia la perdida de vidas con sufrimiento, no teniéndolo en consideración.


Sí a la Paz en todas sus vertientes. 

Amor, conciencia y bienestar para todos incluida para la Madre Tierra, teniendo un equilibrio con el todo, con nosotros mismos, y con el resto qué acompaña. El nuevo mundo viene de esta condición, qué la propia esencia lo promueve, la nueva, qué ya nos acontece, sin embargo, hay rechazo, no considerado, y qué de una forma o otra se hará, pero cuánto más se pretenda frenarlo, más dolor, y más trauma, nunca conveniente.


No a la guerra, y más a estas alturas en el cuál la evolución equivale en beneficio substancial del todo accionado.


Namasté.


Muy buenos días.


Paz y Amor en nuestros corazones, enfocarse y establecerse en esto.