LA OTRA CARA DE LA SANIDAD.

0 comentarios


💜

La otra cara de la sanidad.


Hace años estuve trabajando para ella, y muy bien, ahí es dónde me pude dar cuenta de lo qué había.

También ni qué decir tiene es qué en el lugar en el cuál trabaje, había mucha afluencia de población, uno de los qué más.

Cómo ya he comentado, los meses en los cuáles era un sin parar, comenzaba en septiembre hasta abril mayo, los peores desde diciembre hasta febrero marzo...

Se realizaban muchas consultas, muchas visitas, muchas pruebas y muchas recetas, un gasto qué imagino se puede hacer insostenible, o muy elevado para el estado o para quien pertenezca sostenerlo. 

Trabajábamos a destajo, casi, y los médicos saturados, sin descanso en muchas ocasiones. 

Por lo tanto lo qué nos viene sucediendo desde hace un año para acá yo no lo veo para nada nuevo, sino es qué algo falla o mucho, a mi parecer y desde mi percepción la falta de hospitales sobre todo, trabajadores sanitarios y medios para sostener la salud, no la enfermedad, con esto quiero decir, qué, hay qué educar a la población para cuidarse y estar saludables lo máximo posible, y la gente qué tenga malestares o enfermedades, un buen diagnostico y control, con consejos de cómo aminorar o solventar las alteraciones qué puedan existir en ellos, a la vez qué las terapias pertinentes para qué así sea, en la medida de lo posible, no el dar tratamiento de larga duración sino es totalmente indispensable cómo es en algunas enfermedades crónicas, primero ver con lo fácil, en la medida de lo posible, sin jugar con ningún riesgo para el paciente y luego dar el tratamiento sino se puede subsanar de otra forma.

Cuándo hablo de educar a la población, no es precisamente qué todo el mundo lleve mascarilla, no lo veo adecuado, salvo en personas que tengan algo contagioso, educar, qué sí una persona empieza con mocos o fiebre, aumente los cuidados, saliendo lo indispensable de casa, pedir la baja o trabajar desde casa, hasta qué esté completamente curado, y sí ha de relacionarse, lo mínimo y con mascarilla, cuidando de cómo tose y qué cuidados tiene hacía el otro y dónde deja los mocos, extremar y tener una buena higiene, cuidarse más y cuidar al de al lado. Por ejemplo.

Además de educar cómo tener una buena alimentación, una buena ingesta de nutrientes, qué come y cuan es , o no, aconsejable ingerir ciertas bebidas o alimentos, educar de cómo cuidar el cuerpo físico-mental-emocional-energético, qué técnicas y formas pueden ayudar a hacerlo.

Enseñar a ser respetuoso con el medio ambiente y con el entorno, con las gentes.

Cómo mantener su salud y serenidad desde uno mismo. Y con ello una serie de beneficios no sólo para la persona sino para el conjunto qué formamos la sociedad.

Entiendo que lo qué han realizado es porque el mayor gasto en sanidad, junto al cáncer y trastornos circulatorios cómo son los infartos y ictus, se va sobre todo en los procesos respiratorios. Lo cuál han querido disminuir, porqué se ha hecho insostenible, también ni que decir tiene qué hay personas qué por cualquier cosa va al médico, insignificantes, lo cuál ayudan a saturar las consultas, realmente de importancia, son pocas.

Y es qué la gente se ha hecho débil en un porcentaje mayor, no les gusta estar nerviosos, o tener ciertas molestias, en vez de aprender a canalizarlo o solucionar lo qué no tiene importancia por si mismos, prefieren tomar una pastilla que no les cura, sólo en el mejor de los casos, les quita los síntomas, sin embargo la dolencia o malestar sigue haciendo de las suyas, porque no se atiende en profundidad, para solucionarlo, sí es qué en realidad se puede, muchas veces, simplemente con practicar algo de deporte se puede solventar esas dolencias, o incluso practicando yoga- meditación a medio plazo puede hacer qué estás desaparezcan. Pero, sí bien es cierto, qué hay qué hacer un buen diagnostico primero, para descartar dolencias graves.

En muchas ocasiones con lo comentado, estás se pueden evitar.  Pero claro, hay que ser constantes, ser conscientes de lo que necesitamos, nos beneficia y lo qué no, y cómo hacer y hacerlo.

También entiendo, que muchas personas, no tienen mucho tiempo, cuándo tienen una jornada laboral, que les hace plegar a la tarde o a ultima hora de la tarde, cuándo terminan lo que tienen ganas es de sentarse en el sillón y no de ponerse a practicar deporte, irse a realizar un masaje, prepararse una buena cena, o incluso, lo más corriente, ponerse a faenar por la casa qué es lo qué suele ocurrir, con lo qué el tiempo para ellos es totalmente nulo, cansados y agobiados,  lo más fácil sí se sienten extenuados o con alguna dolencia, es acceder al paracetamol, por ejemplo, y en algunas personas para cuándo se quieran dar cuenta, tienen una enfermedad grave, difícil ya de solucionar.

Por eso el qué tengan tiempo libre, buenas directrices de cómo cuidarse, cultivar la serenidad, son puntos totalmente necesarios para toda persona, teniendo o predeterminándose a tener una buena calidad de vida, con lo qué las visitas medicas se disminuyen pues no hacen falta.

Esa es la circunstancia.

Además de qué el estado y todos nosotros deberíamos cuidar el medio ambiente, también educándonos, ya qué bastantes no están predispuestos por su cuenta a hacerlo y facilitándonos, no encontrando por ejemplo envases de plástico en las tiendas, sino elementos naturales o sin ninguna dificultad para reciclar.

Eso es, cuidar, el aire, la tierra y el agua.

No echando en ellos ninguna clase de tóxico.

Hay personas que no son conscientes de qué el aire lo respiramos, el agua la bebemos y qué de la tierra se alimenta lo qué comemos. Y eso mismo, ingerimos, de ahí la mayoría de las enfermedades, tóxicos existentes en ellos, después de lo que nos genera estrés, ansiedad y emociones no digeridas correctamente o transmutadas. Factores y origen de la gran mayoría de las enfermedades o trastornos de salud.


Puntualizaciones qué he dejado para el análisis y conciencia.


Muy buenos días tengamos todos.


Alma Azul.


Posdata.

Ni qué decir tiene qué no deberían de dejar de atender a la población a favor del covi, hay personas que requieren atención médica, y control por diversas enfermedades crónicas, e incluso graves cómo el cáncer o riesgos de infarto o ictus.

Las personas, sufren y padecen, aumentarles grados de estrés y ansiedad innecesariamente lo veo fatal, con el consiguiente malestar añadido y deterioro de la salud, ya qué hemos llegado a un limite qué es difícil controlarlo por diversos motivos, ello es lo qué genera el miedo, la inseguridad y el sentirse desvalidos, no todos se pueden pagar un médico privado o mutua, muchos han tenido que echar mano de ellos, por lo comentado anteriormente, 

sí cobran impuestos y cotizaciones a la seguridad social, el servicio debería ser integro.

Una buena calidad y atención de la sanidad publica, qué todos mantenemos.