Desconocedores en el tema.

0 comentarios



Cuándo te das cuenta cuan desconocedores hay en España y el poco interés por la salud real además de lo espiritual qué no es religión propiamente dicha, entiendes lo sucedido aquí con la mal llamada pandemia del covi. 


El termino coronavirus-covi- ha sido utilizado por los científicos en la materia para denominar a todos los virus o procesos respiratorios qué conllevan en algún momento una situación vírica, no es un termino nuevo sino desde hace mucho, sólo qué los qué no tienen la iniciativa de indagar, buscar, saber más, pues creyeron en su momento qué era nueva y qué realmente había un riesgo importante e inminente ante el contagio. Y de hecho al principio tal cómo se denomino, sí lo fue, basada en la complicación con neumonías bilaterales además de inflamación generalizada mitocondrial, los cuales fueron y son pocos casos, integrándose en la contabilización de éste todo proceso respiratorio, creyendo incluso, y está es mi opinión personal en base a lo observado personalmente,   qué las alteraciones del covi 19 bien podría ser una reacción anómala a alguna alteración externa más o menos potente qué la persona no sobrellevara bien por sus circunstancias personales de salud o  impregnación de una carga fuerte (no vírica, en un principio, qué sí se puede dar cuándo se desarrolla en una neumonía), e incluso una complicación de una afección respiratoria a más grave cómo puede ser una afección pulmonar denominada anteriormente pudiéndose desarrollar un virus cómo el nombrado.


Todos hemos pasado desde qué nacemos algún o muchos procesos respiratorios, sólo qué dependiendo del año y de la climatología, además de nuestra situación de salud qué puede variar año tras año dependiendo de las características emocionales y físicas en cada uno de ellos, puede afectarnos más o menos, pero de ahí a instaurar el terror y la psicosis en casos, pues está mucho fuera de lugar, principalmente basado en el desconocimiento pero no de uno o de muchos, sino de todos, pues aquí han pecado todos en esta característica. Inclusive yo misma aunque yo me di cuenta de muchas situaciones desde el primer momento.

El conocimiento, la sabiduría lo va dando el tiempo y la experiencia.

Además de la percepción y observación acusada de la persona.


Los virus respiratorios han existido toda la vida, transmutando cada año dependiendo de diversos factores. De ahí tan difícil de erradicarlo, aunque creó qué les queda poco tiempo, ya qué naturalmente pudiera tener fecha de exterminación, y no por las vacunas, sino por las características medioambientales o esenciales qué están cambiando. Ahora sí mediante estás se incorpora un virus por muy débil qué sea, a un ser vivo, en un cuerpo, estamos incentivando al contagio en los primeros días después de la inyección, además de obligar al virus a cambiar, transmutar para seguir viviendo.

Pregunto, la reacción de las vacunas en cada uno de los cuerpos se sabe?, yo creó qué no totalmente, pues las características de cada persona es diferente, y por lo tanto la capacidad de activación y consecuencia puede variar bastante, de ahí qué yo he podido saber de casos qué han tenido mucha fiebre y malestar acusado después de la inoculación, y otros sólo dolor de brazo, ligeras molestias o ambos efectos secundarios. Además de personas qué han estado en contacto estrecho con recién vacunados con reacción fuerte a la vacuna cayendo de igual forma con un cuadro respiratorio potente, es decir qué en algunos casos se puede pasar a las personas más cercanas con contacto intimo, no de segundos, sino de más tiempo. por mucho qué algunas personas lo hayan podido negar, yo lo he visto, he incluso los propios vacunados, sólo qué ante la negativa a lo mejor de un facultativo, se tienen que callar, no es casualidad es causalidad. De ahí el aumento desproporcionado de diferentes variantes y de los contagios tras la vacunación generalizada nunca observado.


Y me pregunto hasta qué punto es necesario hacer pasar una situación de salud qué puede darse fuerte al obligar al cuerpo con métodos no naturales y qué igual sí se pasara de forma natural podría darse más débil o no dependiendo de cada caso cómo siempre,  o incluso no pasarlo, por lo menos ya, igual en un futuro sí, nadie está exento cómo dije anteriormente. Además de otros efectos adversos graves o muy graves posibles en casos por la inyección a corto plazo observados. A largo o medio aún no se sabe y muy probablemente no se relacionara  los efectos posibles con ella por el distanciamiento en el tiempo. Teniendo constancia de casos de vacunados qué lo han pasado realmente mal en cada inoculación, además de no haberles evitado cogerlo posteriormente, habiendo la posibilidad de la debilitación del sistema inmunológico ante la vacunación o cierta predisposición cómo algunos facultativos pudieran estar viendo.


Son observaciones y análisis a tener en cuenta.


No se debe ordenar la introducción de algo en un cuerpo sin saber hasta qué punto es realmente necesario y sin saber los resultados consecuentes en él adversos incluso con posible perdida de vida y sin hacerse responsable nadie, salvo el qué accedió a ponérselo por excesiva confianza y creencia en ello o en quienes así lo ordenaron. Y más algo según parece potencialmente nuevo sin prácticamente experimentación en humanos ni en otro ser vivo.  Y qué pudieran llevar substancias nocivas para el organismo, cómo algunos científicos qué supuestamente lo han analizado así lo han constatado.


No sé, creo qué hay qué indagar, investigar, reflexionar, antes de haber llegado a lo qué se ha llegado, sí era realmente necesario y qué es exactamente, qué componentes llevan las inyecciones antes de verlo como una verdadera necesidad, otra cosa es qué no importe la vida y la salud de quienes acceden.

Ahora veremos consecuencias, esperemos qué no sean las qué por lógica con los datos qué tenemos, la novedad, la poca experimentación con componentes realmente nuevos, así en consecuencia se de, quiero decir qué sean mejores o buenos, pero por desgracia, vuelvo a la lógica de cómo se ha realizado se pueden dar resultados no del todo agradables ni esperados cómo así se está viendo.


Ante esto, hay qué respetar la decisión de las personas, sin ningún tipo de coacción.

Se les informa, de todo, incluso posibles consecuencias, una vez hecho, entonces qué cada uno decida de si quieren o no, sin ningún tipo de coacción ni de privación de libertades sí deciden no ponerla. 

Cosa qué no se ha hecho. Ni se está haciendo.

Sin embargo nadie se hace cargo de las posibles consecuencias graves adversas, en el caso de inocularse. Y en el caso de no hacerlo se está privando de libertades sólo por  el hecho de haber querido protegerse de algo qué igual podría hacer efectos dañinos en el cuerpo o la salud de la persona.

Porqué los efectos de la inoculación ya se están viendo, cosa de la cual no voy a comentar, porque se ve y se verá y ello hablara por sí sólo.

El tiempo ya está dejando ver la verdad. Por mucho qué se intente tapar.


Valorar los test.

0 comentarios

 


Creó se debería valorar hasta qué punto los test covi, son certeros, por diversos motivos, personas qué entran a un hospital y se les realiza, dando positivo cuándo entro por otros motivos, parto, accidente, sin síntomas covi, y está afección los da.

Es algo qué en algunos sectores médicos o científicos ya lo avisaron en su momento, o momentos, y se tendría qué valorar, estudiar en profundidad pues me parece qué son bastantes acertados, y sí valoramos resultados con personas qué se lo han realizado qué en eso se basan los profesionales mencionados, con más razón.

Debiéndose hacer por los siguientes motivos,

realizarlos conlleva un coste elevado tanto a la sanidad pública cómo a la propia persona qué los paga, para qué sea un diagnostico poco fiable. 

Se estaría contabilizando y cribando mal a la población con las consecuencias qué conlleva.


A, mi parecer, se debería basar más en la *sintomatología del paciente, cómo se ha hecho toda la vida, tratamiento adecuado sí se requiere y vigilancia del transcurso de la afección oportuna por parte de su médico.

Anotación. Todos los covi dan síntomas, por pequeños qué sean, y sí tienen poca sintomatología es porque tienen poca carga viral, qué muy probablemente se recupere en pocos días y está desaparezca antes de una curación corta.

Hay personas qué están fortalecidas, inmunizadas por naturaleza o características propias, cómo pueden ser sus propios cuidados a nivel mental, psicológico, alimenticio, espiritual o físico.

Y *verificación mediante analítica sanguínea, qué creó qué en casos graves es bastante más certero, tal cómo se ha hecho siempre.


Me ha llegado está visión en base a diversas informaciones y al siguiente enlace qué comparto, por sí se quiere atender, verificar, sopesar y gestionar.

https://es.sott.net/article/80913-Nueva-York-el-51-de-las-hospitalizaciones-no-se-deben-al-COVID-segun-los-datos-publicados-por-primera-vez


Lo mismo qué el certificado covi, por favor, analicen, resultados, sopésenlo.

Piensen, salgan del foco propio incrustado por una sola versión del principio, ahora hay consecuencias qué ya se ven, véanlas.


Y la "vacunación"... resultados, volver a vacunar...? aún efectos imprevistos desconocidos a medio largo plazo, los cortos ya se están viendo, aumentado drásticamente los casos de contagios, además de diversidad de cepas. Y efectos secundarios qué se han dado en algunos casos, no pocos, cómo pasar la enfermedad en el momento de la inyección de manera fuerte, qué a lo mejor de manera natural no la hubieran pasado así, además de otros posibles efectos más graves, cómo trombos, infartos, problemas en la regla en la mujer, neurológicos....


Vuelvo al principio, atención médica de manera individual, analizando cada caso y necesidad, en cuánto a los síntomas y reacción en el cuerpo de la persona.

Aumento de ésta.

No a la desatención y más en casos de complicaciones.


Son sugerencias en base al análisis de las consecuencias, datos y mis percepciones.

✨✨✨✨



Estamos. Tiempo-espacio.

0 comentarios

 


🌌

✨💛✨

🌌


Estamos en un tiempo-espacio, en el qué lo más llamativo es el reconocimiento y la verdad, esa qué va asomando tal cómo ella misma nos va integrando junto a lo qué aporta claridad, la misma esencia qué nos inunda sin darnos cuenta, o, sí. Está promueve cambios, grandes cambios, en todo.

Va depurando, va erradicando, lo qué ya no sirve.

Es, otro espacio, otro, tiempo, en uno.


Ahora, vamos observando, qué no sólo es eso, qué se prima la necesidad de sanar, de contrarrestar y de superar, transmutando, depurando sin darnos cuenta o ante tal reconocimiento poniendo una parte de nosotros para poder hacerlo.

Se verá en auge, la necesidad de cambiar actos, actitudes, programas, comportamientos aprendidos,  superar traumas, miedos... haciéndonos conscientes de ellos. Desde esa misma conciencia nos pondremos manos a la obra para poder seguir avanzando livianos.

De necesidad, no será fácil, nadie dijo qué sería de hecho los cambios siempre promueven y remueven dentro de nosotros y en nuestras vidas, ejecutando la responsabilidad qué nos concierne y superándolo iniciando el cambio necesario o qué deseamos.

Mientras lo hacemos, la incomodidad se puede hacer frecuente, soltándola cuándo llegue o solucionándola y enfrentándola si llega por ejemplo en caso de enfermedad, muchas veces promovida por eso mismo incrustado dentro de nosotros y qué debemos de limpiar o sanar, cambiando nuestra forma de vida o comportamiento.

La fortaleza se hace consciente, paso tras paso, observando la realidad qué cambia a otra venidera y a la cuál nos vamos introduciendo.


A veces, veo, sí me adentro, hago por ver, a través de la Gran Esencia, diversos caminos, diversas escalas, diversas dimensiones, en una. Existiendo puertas o zonas tridimensionales abiertas.

Es decir, todos pudiéramos estar en una o otra pero a la vez en una misma.

Viéndome yo misma cómo observadora en muchos casos.

Y, la primera vez qué me ocurrió, me sorprendió, pero lo vi sumamente hermoso, pues ese día se daba una energía entrante potente y bella, así lo percibí. Quizás por eso ese día se vio tan claramente. O, lo vi.


Muy buenos días y Namasté. 🌹