La magia del mundo espiritual.

0 comentarios

 



La magia del mundo espiritual, es inmensa cuándo te estableces en él, son tiempos internos qué aprendiendo puedes establecerlo en el día a día, minuto a minuto, segundo a segundo, es integrarte y saberlo hacer en ese mundo establecido del cuál poco se sabe, poco se habla, pero qué ahora poco a poco se establece, pues es la magia la qué llega para quedarse, para servir para vivir para sentir en cada tiempo, un tiempo qué se rememora, se recuerda en origen, por eso una vez lo descubres ya no quieres dejarlo, lo trabajas día a día para así poder sobrevivir sin mayor recargo, sin mayor sacrificio, disimularlo, disminuirlo, solventarlo, ganando en cada tiempo recuperado.

La magia del mundo espiritual se siente. Y restablecerse en él, amoldarse, cuesta pues es esa misma vida, y la existencia qué hemos añadido por eones, por siglos la qué hemos de disolver para el amolde. Recuperándola asiéndonos a la existencia misma, volviendo a ella en estado natural, en estado puro.

Fluidificación y recuperación, de todo lo existido y vivido señalado en nuestra existencia, la propia, y única, junto a la mayor y la qué todo provee.

Es...una sola Existencia. Al Origen.

Un faro de Luz enorme.


Por Alma Azul.




Cuándo observamos el medio natural....

0 comentarios



 


Cuándo observamos al medio natural...

El cielo, el mar.

Vemos la fluidez, la ligereza en su movimiento,

es lo más parecido a la Esencia Madre.

A lo qué requiere. Y es.


Dónde habitamos, en el reino de la Naturaleza, la tierra,

está tiene qué alivianar lo qué el ser humano origina,

es un conjunto, lo somos, 

pero el hombre distorsiona, contamina desde dentro hacia fuera,

de fuera hacia dentro,

teniendo el medio que subsanar.


Tiene sus métodos, y lo realiza a través del aire, el oleaje, 

de sus ciclos, primavera, verano, otoño e invierno.

Además de lo qué se compone.

No es casual.

Es perfecto.


Debemos ser parte de él, no, separados...

facilitando el equilibrio.

Evolución...

La Madre Tierra lo hace y lo está haciendo,

en continuo proceso, habituándose y subsanando lo existente.

Cansada y con mucho esfuerzo en muchas ocasiones.


Ahora tiene un aliado, el Universo, qué viene a ayudar,

ya basta de alteración, de dolor, es cómo dijere.

No somos acordes a lo qué se requiere,

y entonces, transmutación.

La paz, se necesita, la abundancia es parte del todo,

no hay escasez, hay maniobra contraria para ejercer esfuerzo,

sin embargo, ya todo cambia, ha de cambiar,

no se puede seguir de la forma qué se esta y estaba dando.

Y por eso lo qué sentimos. Se ha de ser neutral, disipando todo malestar.


Seamos cómo en aire y el mar, la tierra misma, qué dentro de su tranquilidad, limpia, depura, armoniza  en los momentos de contaminación, contradicción y alteración, son procesos qué se han de seguir, todo ser, si queremos ser inertes y sanar. Hiendo al foco, a la raíz de lo qué daña o perjudica. El motivo, toda causa.

Y así se está dando.


Hasta encontrar la parcialidad y toda sanación, completa.

Y será a todos los niveles, y no por medios tóxicos o químicos, sino por medios naturales, qué el mismo medio Universo, accionara. Desechando estos. Es lo qué altera y daña.


Ser Luz en la inmensidad, en la Eternidad.


Por Alma Azul.




1.2.3

0 comentarios

 


1/

2/

3/

Encontrando.

Para un resurgir, y un comienzo.


✨🕊✨

En estos días, en está etapa...

0 comentarios



Es en estos días, en está etapa, en este episodio, cómo nunca vivido,  en los cuales la tristeza aflora, el cansancio abruma, el dolor distorsiona, dónde se hace más necesario mirar hacia adentro, calmar emocionalmente, armonizar nuestro ser, saber qué pasará, cuidar nuestros pensamientos, eludir los necesarios, los qué cargan y contaminan, cuidar nuestras emociones, saber las qué se hallan, entenderlas, reconocerlas, y soltarlas, no dejarlas ancladas, hoy estamos renaciendo a un mundo nuevo, el interno qué se incorpora a nosotros, conociéndonos y conociendo, todo, todo lo qué tengamos qué conocer para fluir con lo armonioso, cuándo el derrumbe parece cerca, qué se está dando, y en casos sí, pero lo importante es saberlo y no asustarse, conocer qué después de toda destrucción, toda caída viene una recuperación, sabiendo cómo inspirarlo y queriéndolo hacer, es la hora y el tiempo de vivir para existir, dentro de la propia vida misma, esa qué no se reconocía, qué no se sabía, sin embargo está ahora para reconocerla, a través del dolor, de lo habido, simplemente para soltarlo y para sanarlo, adiós a todo lo anómalo, adiós a lo penoso, adiós al adiós mismo, ya no lo hay, para un nuevo conocer ya en otra dimensión, otro sentir, otro vivir. Otra existencia.


Todo lo qué paso ayer, ya sea cercano o muy lejano, no tiene porque volver a suceder, no sucederá, porque ni el tiempo es el mismo, ni las circunstancias ni el individuo, el ser, lo es, así qué sin achicarse, la vida prevalece, ahora muy diferente, y en cada soltar en cada ver hay una cierta discordia, una cierta molestia, toda extracción duele según cada uno, según el aguante, según el porcentaje del sentir, en mayor menor medida, sí se niega, sino se reconoce, si se tiene temor por lo qué está ocurriendo, mayor resistencia, por lo tanto mayor incongruencia y sufrimiento, afloja, ve, y sana, así será en cada instante, en cada momento sentido y venidero, hasta qué se esté totalmente liberado, sanado, puro en esencia.

Es otro tiempo, otra estancia. Estamos mudando cómo la oruga a mariposa habituándose a otro ambiente, transformándose, qué suelta todo lo qué le ha incomodado, todo lo qué ya no sirve en ella, todo lo qué le aprieta o oprime ocasionándole falta de libertad, opresión y qué le impide vivir, volar cómo ella misma, alcanzando su naturaleza propia en otra zona, apareciendo más fluida, más hermosa a cada paso, sacando en cada vuelo y transformando, todo el dolor padecido en el transcurso de su nacimiento, de su transformación, llegando a lo qué es toda mariposa volando fluidamente en la montaña más resaltada, modificando... todo a su paso, casi sin dejarse ver, pero viéndose cuándo aparece por necesidad, cuándo es y toca, dejando su huella sutil imperceptible, ayudando al cambio, ese cambio qué se está dando, alivianando y purificando, sin darse ninguna importancia, sin embargo, la tiene..


Un sentir, una percepción, una definición, del cambio.


Por Alma Azul.





Muy buenos días, en paz, en armonía, en calma, la qué se necesita.


✨💙✨