Sucesos y circunstancias.

0 comentarios

 


👼👿

✨🤍✨🕊✨


Qué es la vida... 


Es lo qué vivimos con nuestros sucesos y circunstancias. 

Es la fuerza encontrada o pérdida, ilusionados, desencantados, sobre lo qué nos toqué y hagamos. 

Es vivir en tranquilidad, solventando y asimilando lo qué nos viniere.


A veces, es sumamente estridente, dolorosa o traumática, cuando tocan sucesos qué no deberían, sin embargo existen y se dan y de los cuáles nadie está exento, aunque nos lo parezca, o pareciera en su momento. 

Ocurren, es rápido, inesperado y abrupto, quedando tú cuerpo mente bloquead@ por la rapidez, por la no asimilación de lo sucedido en el instante, y se dice, y se piensa. Porqué a mi? 

El tiempo nos ira sorteando y dando respuestas, respuestas qué cuestan en su momento de asimilar hasta qué se hace. 


Es el convivir con el medio personal, nunca se sabe con quién realmente se comunica uno, a veces, el depredador, sabe, huele, quién, sí, quién, no. Y decide. 

El joven, el inexperto, el qué desconoce, el qué confía, el qué no sabe, el noble, el ingenuo,, son diana para está serie de seres qué en su cabeza, así cómo en los dichos no se halla normalmente el mal, el mal pensar, en ellos sí, no importa el otro, importa sus deseos,  hay qué descubrirlos, diagnosticarlos a tiempo, antes, de qué sea demasiado tarde, qué el mal aflore con sus palabras y actos, la mala voluntad, marchitando el ser del qué ha confiado. 


Sin embargo, las personas qué tuvieron dicho encontronazo, dañadas y salieron vivos no les queda otra qué asimilar con el tiempo, aprender, volver a confiar adecuadamente procurando no volver a caer, y sí se cae, otra vez a recorrer el camino andado para la superación, siendo en ese episodio más fuerte, más doloroso, pues el frustre y demás es mayor, tomando con fuerza y conciencia querer volver a recuperarse, armandose de una insuperable fuerza interior qué muchos  accionan y terminan poseyendo. En está ocasión serán más precavidos, tardarán en volver a confiar, pues la vida les ha enseñado y les ha derivado ha hacerlo. 


A veces, pienso. 

Ángeles y demonios. Los primeros no los buscan pero los segundos sí, su intención es frenar el camino de los primeros, dañarlos, eliminarlos, sacarlos de su misión qué suele ser proteger a la Tierra y la humanidad, guiar a los qué quieran ser guiados para el bienestar común y su sobrevivencia. En realidad es una batalla camuflada. 

Ángeles y demonios, quién ganará? 

Protección y Luz a la Tierra. Superación. 

Oscuridad o muerte, sufrimiento, en ella. 

La Conciencia. 

No es ficción, es realidad. O! Quizás sí.? 


Una batalla qué pareciera pérdida puede ser una o muchas ganadas. 

Pero, por quién? 

La humanidad inconsciente de lo qué pasa, lo verá. 

A su tiempo. Cuándo toqué, pues es una experiencia propia a vivir para descubrir y saber, encontrar el conocimiento en la vivencia. 

🤔


✨🤍✨🕊✨🤍✨


Posdata.

No sé esta comunicando sobre Ángeles y demonios, cómo la gente normalmente los denomina, por el comportamiento de una persona o niños ingenuamente , sino en el caso de los segundos, seres de la oscuridad qué poseen a un cuerpo humano. 

Los primeros, Ángeles entre nosotros qué están aquí para ayudar. 


Y ahora, es cuándo más llegara a muchos de vosotros, o, no, la siguiente conjetura pues los qué están en estos temas es por algo en común, vivencias y naturalezas. 

-Realidad. O, ficción-. 

Cómo dije arriba, sólo se ve la realidad en el momento de la circunstancia y suceso.


¿Que es la vida? 


Vivir, conocer y saber. La verdad y el conocimiento hallado asimilando, superando y, evolucionando. 

🤔



Adelantarse.

0 comentarios



🙇


Adelantarse a las posibles consecuencias de nuestras decisiones o actos, nos da pie a ser previsores de ellas, evitarlo, o disminuir su impacto muchas veces abrupto, al no haberlo previsto o esperado. 


Parece ser qué esta en declive pensar, reflexionar y ver qué puede suceder ante una decisión que vayamos a tomar o un hecho qué nos pueda influenciar en contra nuestra o de otros. También ni qué decir tiene que puede ir estupendamente, pero en este caso estamos comentando sobre el hecho de prever infortunios o resultados adversos.

Al no pensar....Es cómo tirarse al mar desde un puente sin saber nadar y sin flotador.

Si sabes qué no sabes nadar y qué has de saltar de un puente o qué cabe dicha posibilidad, qué mínimo llevar un flotador o chaleco salvavidas, además de otras posibilidades qué te puedan ayudar a mantenerte a flote por un tiempo además incluso de poder mantener tu vida convenientemente, en vez, de ahogarse al instante. Y si se aprende a nadar mejor. 😊

Sí ya sabemos qué en muchas ocasiones nos suceden situaciones no previstas, pero todo lo qué sea saber en cuanto a bienestar, fortalecimiento, o desarrollo de vida, conocer, es estar preparados y posibilitar a no ser engañados por ejemplo, sabiendo, ante circunstancias imprevistas, qué hacer, evitando daños mayores o evitándolos sin más.


La anterior peculiaridad personal, el adelantarse, reflexionar, pensar, sin dar vueltas excesivas mentales, miedos y demás, sino una reflexión abierta y clara, puntual,  para mi manera de ver, es oportuna y no es pensar más de la cuenta cómo he podido escuchar en alguna ocasión, es ser responsables de lo qué generamos ya sea mediante nuestros pensamientos y actos y más sí pueden influir a personas externas a nosotros qué le pueden alterar visiblemente sus vidas además de su estado personal.


A veces dónde más ocurre, es en los temas amorosos, por el enamoramiento por el amor qué se siente no se piensa, confiando,  con serias consecuencias, qué deberán asimilar y responsabilizarse, sobreponiéndose con el tiempo sí va cómo no es deseado. 

Se debe conocer bien, antes de decidirse a dar pasos importantes, cómo por ejemplo intimar o convivir. Conociendo se puede evitar, sorpresas, circunstancias nada agradables para la persona, qué no necesariamente es importante conocer.

Siempre la intuición, los gestos,  lo qué se ve a simple vista, entorno, características y qué no queremos o no podemos ver, avisan.


El qué piensa, observa, acciona, evita. El qué no piensa y no se fija se expone completamente.


Namasté.