0 comentarios


✨🤍✍🤍✨

Es observando, desde el silencio, dónde observamos, ubicados en el momento ahora, dónde nos damos cuenta y obtenemos conocimiento, ese qué nos informa, incluso nos abre los ojos. 

Dónde aprendemos desde la reflexión, unidos al todo consecuente y ambivalente. Silenció llenó de sonidos, naturales y no tan naturales. 

Llegados  a un tiempo y a una edad recíproca la qué nos lleva a hacerlo. 

Momentos de sanar, de estar en paz, de apaciguar, de sentir, y con ello, incluso de llorar, esos llantos establecidos en otros instantes en otras etapas, guardados, a veces no era lo adecuado, y en estos buscados, reaparecen, al ver la realidad, semi ignorada. 

Son tiempos de ignorar lo ignorante, de atender nos,

de establecer cambios ante el cambio llegado, son tiempos, de escucharnos, de escuchar nuestro silencio interno , ese qué nos delata, qué nos da consciencia de lo existente en nosotros, en el entorno, y entonces actuar, empezando por nosotros, qué hacer para mejorar nos para mejorar, desde nosotros , nuestros, gustos, actitudes, miedos, deseos, y empezar. 

El tiempo está perdido, ya no hay tiempo. 

Nunca lo hubo. 

Es, el momento ahora. El qué existe y siempre existió y en ello se dan los cambios.


Montse Cobas. 


✨🙏✨🤍✨