Viajes en el tiempo.

0 comentarios

 


Tú, Yo, nos conocemos, quizás, no, pero en realidad sí, sí puedes ser capaz de integrar recordando todos tus malestares en ti, todos tus padecimientos, muy probablemente ya superados, cómo parte probable del otro, circunstancial o no, observando qué todos de una manera o otra pasamos por diversas vivencias y dificultades, en este momento o en otros, por lo tanto la bondad y la comprensión de que cada uno vivimos lo qué tenemos qué vivir, en base a nuestro proceso, un proceso qué es más tardío o más temprano, la dificultad del vivir, la experiencia,  la llevamos dentro , percibiendo y siendo bondadosos en inmensidad, ya qué hoy me toca a mi, pero mañana te puede tocar a ti, teniendo diferentes procesos, pero únicos y el mismo a lo largo de la existencia, y en cada uno de ellos, nos podemos, sí encontrar, y reconocer, al ver, quizás, sí se tiene la capacidad de hacerlo, qué lo qué estás pasando tu, yo ya lo pase y por eso te entiendo, y sino ha sido así, sabiendo qué mañana me puede tocar a mi, y por lo tanto, agilizar y no dificultar, sin hacerlo más difícil, supone mayor fluidez y más rápido el aprendizaje, con lo qué lleva otro estado emocional, mucho más superable, y con menor dolor, entendiéndolo no solo se ayuda al otro, sino a uno mismo, evitando daños correlacionados. Un padecimiento propio y extensivo. Innecesario y alargado en el tiempo en ocasiones.

Y debemos seguir cada uno en su proceso, quizás, algún día nos encontremos, y lo haremos en bondad y en armonía, pudiendo así ser uno de los mejores encuentros de nuestra existencia.

Gracias.


Nos habremos reconocido desde el amor, uno de los plenos estados evolutivos, grados superiores.

Habremos llegado a ese punto igual de reconocimiento y de la existencia.

Pero, ya, desde diferentes existencias, diferentes planos, en el cuál se realizara el encuentro en uno sólo, viajes en el tiempo.


Montse Cobas.

Por el buen camino.

0 comentarios

 


💢


La vida, la existencia es irreconocible, hasta qué la conoces, y créeme, todos la conocemos tarde o temprano.

Con sus más y sus menos. Hiendo en cada trayecto, en cada proceso, en cada vida mucho más allá.

En cada cambio parecerá un nuevo encuentro con ella y con nosotros mismos. 

La cuestión es qué estabilizarla sólo depende de nosotros. Hallar las formas necesarias posibles y adecuadas conlleva tiempo y conocernos profundamente, nuestras verdaderas necesidades, auto reconocernos, perdonarnos y perdonar, saliendo siempre adelante, con fuerza, paz, serenidad y buena voluntad. Y sí en algún tiempo nos desorientamos, nos confundimos, nos intranquilizamos, volverlo a incorporar es recordar cómo se vuelve a integrar, qué hiciste y no hiciste cuándo lo lograste y no olvidar nunca cómo lo perdimos sino queremos volvernos a descarriar, aunque si lo hacemos es porque todavía no hemos aprendido lo necesario para no hacerlo, o algo era necesario aprender o saber para proseguir. La vida nos pone pruebas para qué experimentemos y sepamos, elegir lo correcto sólo depende de nosotros de nadie más.


Por el buen camino. 

Hallarlo también requiere de lo mismo. De éste, de todos sus senderos y de ti mismo.


Por Montse Cobas.


💙💜💙



La Existencia y sus cometidos.

0 comentarios

 



💢


La vida en sí es un pasito adelante y otro para atrás, pero el de atrás en muchas ocasiones, es para coger un verdadero impulso, y saltar, volar, llegar allí donde tenias ganas, dónde tenias establecido, llegaar, para brillar, reír, seguir amando pero ya con otra experiencia la qué te ha dado esa carrera, ese caminar, el qué te lleva el impulso de la vida y tu mismo.


Siempre hacia delante, estamos en "orbita" de generar todo lo qué queremos, sólo hay que ejercer para lograrlo, un paso, y otro, un paso adelante y otro para atrás, y listo, ahí llegaste. Ahí estás, o, estarás.


Por Montse Cobas.


La existencia y sus cometidos.


Cada uno de nosotros los veremos, son únicos e intransferibles.

De, necesidad.


💛💜💙💛


Muy buenos días tengamos. 🌹

Hada. Relato, cuento corto.

0 comentarios





 Hada.

Decidió un día integrarse verdaderamente en el medio natural,

vivió por mucho tiempo rodeada del ambiente humano de forma "permanente",

décadas, siglos, miles....

Tras mucha andadura y  experiencia, determino,

mucho determino,

qué además de rodearse con los qué amaba entre ellos las personas,

vio qué la Naturaleza y otros seres vivos la ayudaba de infinitas formas, 

eran sumamente agradecidos,

habían evolucionado mucho más a pesar del daño qué se le hacía incapaces de perjudicar a quienes le amaban y ayudaban, integrados ya a la nueva esencia, ese amor intrínseco qué emana del todo existencial,

observando qué en esa integración también se encontraba ella,

tenía una conexión qué le permitía obrar mucho mejor en su propio bienestar y en el común, 

un amor mutuo.

Llego un momento qué vio dónde se hallaba y lo conseguido,

su fluidez y su armonía en su contacto, una comunicación armoniosa y real,

qué pocos había logrado, ni tan siquiera una mayoría sabían de su existencia.

Un mundo lleno de fines claros sin ninguna maldad, a pesar del malestar qué recibían por parte del humano. Clarificando, limpiando, depurándolo, entonces, vieron juntos la misma finalidad,

y en ello,

correspondencia.

Uniéndose juntos a ese otro mundo inexistente para muchos.

Permitiéndose en sus momentos encontrarse y ayudarse, ampliar su cometido.

Hada, entonces, vio, qué además de otras definiciones, era eso un hada, qué en sus momentos de sosiego,

y armonía, ayudaba al equilibrio planetario, al otro mundo físico, evitando el caos en todos los sentidos, y allí, se integro por ratos, momentos, quedando por su paso, el recuerdo, un recuerdo y una esencia qué permanecía ya con ellos, conociéndola, añorándola, cuándo tuvo una separación desconcertada y medio obligada,

la recordaban, la pedían qué se integrara, qué la necesitaban, sin embargo en esa época embriagada por un amor superfluo y no correspondido, permaneció ahí en la superficialidad de la vida humana, no integrada, dónde emanan diversos intereses olvidados del amor y corresponsabilidad mutua, hasta qué vio la total realidad, pidiendo perdón por su ausencia, por su separación, volviendo a asirse a recuperar lo perdido, qué fue mucho, pero ahí está, ahí volvió al medio natural, sin rencores, todo lo contrario, serenos, contentos al volverla a recuperar, las mariposas, las abejas, los arboles, las plantas, los pequeños animalitos del bosque, cuidándola, amándola, y agradecidos mutuamente, porqué realizaban juntos un trabajo esencial, reconocían el bien, y por ello la amaban, y así, volvió a ejercer su trabajo, su servicio, viendo el cambio abrupto dado en esos años, sin embargo, ahí, un vuelta a empezar, para recomponer, recomponerse, el bienestar se asía al mundo, al todo, unidos, con la esperanza, de la recuperación total, ayudando al nuevo mundo qué se instalaba, un todo nuevo, un nuevo amanecer, dónde todos están, y el brillo aparece.

Hada, qué siente, qué brilla, qué no llama la atención por sus actos, pues se desconocen, amable con la vida aunque está no la fuere, su esencia se percibe, se nota y se malinterpreta porque se desconoce, y en ese desconocimiento se deja de ejercer correctamente, pero aún así el todo esencial, no sabe de rencor, no sabe de negatividad, porque simplemente lo erradica, crispándose cuándo se llega a la saturación de ello por la irresponsabilidad y desinformación del humano, perdidos, hasta su encuentro, su nuevo encuentro, ya falta poco.


Hada, la Naturaleza, los Elementos integrados en ella, en la Tierra, en el Todo, la Existencia, juntos.

Una unidad, con un único fin, el del bienestar.


Hada, está ahí, la reconocen, y la aman, porque la conocen y saben cómo es, saben, su cometido, su ausencia y su presencia, y por eso la aman, cómo Ellos muy bien saben hacer, pero no son atendidos, en el olvido, pero existen, están, y aman, de ahí su presencia aquí.

Amar y dar. Reconfortar, sanar.

La Recompensa, la unidad entre ellos y lo qué se dan, ofrecen, nada más natural y más sano.

Se reconocen, están en armonía, lo qué implantan.

La verdadera Esencia.

Creadores de Luz, y bienestar.


Por Montse Cobas.


Ya no, hay ausencia.




Si os gustan mis publicaciones, os ha sido de utilidad y queréis agradecerlo dejo un número de cuenta para qué realicéis una aportación económica, la qué deseéis. Gracias.


Banco Sabadell.


España.


ES47 0081 0027 1900 0637 8643


Gracias.💚