0 comentarios

 

☯️

Miramos de frente, de cerca, de lejos, a media distancia algo, y siempre lo ves con una cierta diferencia, depende de la perspectiva, la distancia, y la naturaleza de los ojos de quién mire, tal cuál ocurre con las situaciones, depende de diferentes características, así será la visión o parecer.

Sin embargo, si nos fijamos plenamente en lo qué es, datos físicos e intrínsecos, siempre habrá una igualdad en ello. Únicos.

Alma Azul. 

☮️



0 comentarios

✨💙✨

Podemos conectar con nuestras más profundas emociones. 

Esas qué ya no recordabamos, a través de música, de meditaciones muy intrínsecas, observando lo qué duele o dolió, dejándolas fluir, sabiendo las, reconociendo las, dejándolas ir. 

Son momentos de acercamiento profundo, admitiendo la tristeza, pero ya en paz, fluyen. 

Salen de ese laberinto escondido, camuflado dentro de nosotros, y entonces, admitimos y dejamos ir esos momentos de melancolía, de profundo malestar ocasionado por vivencias Inclaustadas dentro, muy dentro de nosotros. 

Quien no lo ve, quién no lo siente, nunca lo puede ver, y por lo tanto nunca lo puede saber, haciendo mella en nuestro interior, hablando en forma de dolor y enfermedad. 

Sí supiéramos, hay sí supiéramos, no dejaríamos qué nos hicieran daño, pero dejamos por la inexperiencia, por el desconocimiento, y sí, porqué no, por amar desde el alma. 


La ingenuidad del Ser almico, qué conoce el dolor a través del desconocimiento de la maldad. 

Conociendo la. 

Y es triste es injusto, es, lo qué es por doble conocimiento y en ello queda asentamiento, aprendizaje de lo qué es, y superación, un doble trabajo interior. 

Por ambas partes, pero por sobre todo, de perdón. 

En su más amplio aspecto. 


Por Alma Azul.