Hada, los Elementos, la Naturaleza.

0 comentarios

 




 Hada.


Decidió un día integrarse verdaderamente en el medio natural,

vivió por mucho tiempo rodeada del ambiente humano de forma "permanente",

décadas, siglos, miles....

Tras mucha andadura y  experiencia, determino...


https://maricmasi.blogspot.com/2022/03/hada.html






Un estado del Ser.

0 comentarios

 


Tienen razón algunos escritos qué dicen qué el nuevo mundo es un estado de vibración. 

Yo diría qué es un estado del Ser. 

Es cómo te trabajas interiormente, lo que descartas y sanas, incluido los pensamientos las formas de actuar y sentir. Y a que te conectas, la gama alta del Universo. Manteniendo la mayor parte del tiempo tu serenidad, dentro del amor qué hay en ti. 

Y cuando lo consigues, te das cuenta qué puedes desplazarte, estás y te ves en él, si tu así accedes. 


Un estado del Ser qué te lleva a otra dimensión, o escala vibracional, dos mundos. El físico y el etérico dentro de la conciencia individual y física. 

Teniendo la posibilidad algún día de acceder en su totalidad cuando estemos totalmente preparados, acabando la función en el físico, dejándolo atrás. 


Es otra forma de vivir y de sentir. En Paz. En la vibración del amor. 


Muy buenos días. ✨☀✨🤍✨☀✨


Sábado. ✨☕✨💛✨


Montse Cobas. 

El aleteo de la abeja.

0 comentarios

 






O día hermoso, nubes en el cielo qué se disipan,

acompañada con la naturaleza, mi ser resplandece y se relaja,

medito y voy al encuentro,

del mundo qué no se ve sin embargo se encuentra,

estás, tú, yo, todos.

Relajada y en armonía, alegre pero neutral, 

veo lo qué se halla, y empiezo a armonizar,

los arboles y su frondoso cuerpo me acompañan,

la brisa del viento, todos juntos.

Toda energía contraria a lo debido se va disipando, aún cuesta, desequilibrio aumentado,

por lo dado, y seguimos con el servicio,

a nuestro grupo se nos une, dos abejas,

incorporándose muy cerquita,

su aleteo me ayuda con el trabajo,

la vibración aporta facilidad al desbloqueo y depuración,

no hay miedo, sólo compañía, muy acompañada.

Es con su ruido. Sigue la tranquilidad, entendiendo,

qué todo es ayuda, y qué viene el bienestar,

ese qué en ese momento se da.

Es el aleteo de la abeja, dos, alrededor de mi cabeza,

lo que aúna la limpieza, la transformación, y el ambiente cambia,

pues al liberar de la esencia lo intoxicado, lo físico resplandece,

aún sea por un tiempo, no se densa, no se endurece, no entorpece,

y así se percibe... la tranquilidad inmensa, el cielo azul brillante, 

los pájaros tranquilos, su cantar alegra el mundo, sincroniza.

Ese,

dónde , tú, yo, todos estamos, inconscientes de la realidad,

y de lo que en verdad sucede, pero la madre naturaleza señala y avisa,

cuándo algo está por suceder, cuándo algo anda mal, con su silencio inmenso, sus colores cambian, algo sucede, pero cuando nos juntamos para una misma vibración y sentir de sanación, evitamos lo inimaginable, no dejamos qué avance, es el aleteo de la abeja, ha llegado para ayudar, esa ayuda qué todos podemos dar, es la serenidad, la calma, el amor intrínseco desconocido, qué se siente, en armonía y paz, todo se resalta, se sana, y vibra, vibra tan suavemente, qué libera, poco a poco, dejándose ver en otra estancia, en otra calma, la qué da la sanación interna para mejorar un mundo entero, permitir qué esté sane, desde tu, desde yo, desde el medio natural, todo unido, esta.

El aleteo llego para cooperar, así cómo todos lo hacemos directa o indirectamente, es el medio, es el Dios qué habita en cada uno de nosotros, de servicio.

Servicio a la Humanidad.

Evitando su muerte, su auto destrucción.

Vida, misma, da.


El aleteo de la abeja, llego, aquí estoy, estamos, vamos, más allá, más fuerza, más equilibrio, más sanación, tanto qué se necesita.


Por Montse Cobas.


La construcción.

Del Cielo, en el Cielo.