BÚSQUEDA.

BÚSQUEDA.

Y te dejaron libre,
perdido, en tu ingenuidad y pocos años,
y aún así aprendiste a vivir,
sintiéndolo desde lo más profundo y en libertad,
en carencias desmedidas y desatenciones obligadas,
fuiste conociendo tus ansias de libertad desde ella misma, 
hasta tal punto, qué ya no la quisiste, necesitabas algo más desconocido,
ese abrazo interno y externo,
ese amor que nunca tuviste y tanta falta te hizo,
ahora lo descubres y sientes miedo de lo qué desconoces,
ese miedo de un principio, siendo niño,
al verte libre, sin saber que hacer ante tanta libertad,
esa libertad que te dio pie a volar,
con alas inmensas, así por momentos te sentiste,
siendo cada vez mayor, sin conocer lo verdaderamente importante,
conociéndolo con los años, no entendiéndolo, y seguías buscando,
cuándo por fin lo encontraste, temías, ese temor que te hizo recordar,
sin saber, lo que recordar, esa falta inmensa de la gran esencia de una caricia con tiempo,
de una palabra amorosa, de un arrullo silencioso lleno de amor,
y ahora que lo tienes, no quieres dejarlo escapar, 
desde el silencio, de tu soledad, de tu vida sin tiempo, sin camino que recordar, recordando,
la gran falta que tanto ansia tu corazón, tu ser, sin embargo,
algo en ti, lo recuerda, sin saber el qué, ni el porque, atrapado por la ignorancia,
la ingenuidad que dona a un niño desvalido en plena libertad sin entender, 
esa libertad que ahora ya no necesitas, pues el amor amplío ella misma.
Conociéndolo, perdiendo los miedos, intentando aprender, sin temor o con él,
es la miseria que en un momento dado todos vivimos en las carencias,
esas que nos aprietan el alma, que nos hacen sentir, entender, y ver cuan es la realidad,
buscando la perfecta, qué es,
la qué se adecua al amor, tan ansiado, tan buscado, inconscientemente, tan necesitado,
por nuestra Alma, Ella vive a través de Él, se amplifica, conoce y nunca muere.
Vive, en la Existencia plena, al borde del éxtasis,
y así conocemos, a través de la penumbra que nos da a querer buscar más, 
y en un momento dado, encontrarlo. 
Encontrar lo verdaderamente necesario en plena evolución humana, esa que vivimos todos.
Y así es la Existencia propia de cada uno, en la necesidad y realidad subyugada, encontrada.

Por Montse Cobas.

En la búsqueda del Amor, tan ansiado, qué todos inconscientemente, así es.

No hay comentarios: