8ª RECOPILACIÓN DE DIBUJOS de maricmasi. PSICOLOGÍA Y EMOCIONES SEGÚN EL COLOR.

0 comentarios














































Os sigo recopilando los dibujos que he ido realizando en el blog desde el comienzo de esté.

Los colores pueden decir mucho de las emociones y del momento que esta pasando la persona que los utiliza, incluso de como es. A continuación os paso información sobre ello que nos puede ser de utilidad.

Avatar de tereeeeeee

PSICOLOGÍA DEL COLOR.


"Puedo saber cómo soy, según mi respuesta al color"


El Test de Rorschach es un instrumento proyectivo considerado por la generalidad de los especialistas como el mejor método disponible para el análisis de la estructura de la personalidad.

Las respuestas cromáticas de los sujetos a quienes se les administra el Test de Rorschach, son de alto valor significativo.

Este test consta de diez láminas con figuras construídas con manchas de tinta negra y con color que sugieren formas diferentes y ambiguas, con el objeto de estimular el mundo psicológico del paciente y su modo de percibir.

Todos los sujetos caracterizados por estabilidad afectiva dan pocas o ninguna respuesta cromática, como por ejemplo, los depresivos, los pedantes, los indolentes, y los estereotipados y formales.

En cambio, todos los que se distinguen por la labilidad en sus afectos producen muchas respuestas de color. Este grupo comprende por ejemplo, a las personas inestables, neuróticas y también a los artistas.

Cuando las respuestas cromáticas excluyen las formas estamos frente a una persona impulsiva, con tendencia firme a actuar sin reflexionar, mientras que las respuestas que incluyen además del color la forma, demuestran inestabilidad afectiva, irritabilidad, sensibilidad y tendencia a la sugestión.

A todos nos impresiona el color, que está relacionado con la emotividad. Cuanto más emocional sea una persona más sensible será al color.

Los colores se relacionan con la naturaleza y tienen significado.

El amarillo es el color del Sol y tiene un significado radiante y estimulante. El rojo se vincula con el fuego y la pasión y sugiere calor y excitación. El azul, que es el color del mar, representa serenidad, tranquilidad y también frialdad. El verde, que se manifiesta en toda la naturaleza es frescura y proporciona paz interior. El naranja que tiene la mezcla del amarillo y rojo es la iluminación. El violeta simboliza humildad, sabiduría, espiritualidad, madurez y también soledad y melancolía. El blanco es la pureza, la verdad, la perfección, el negro representa la tristeza, los presagios y los duelos y el gris es neutro y nostálgico.

Los colores también son percibidos por los ciegos supuestamente por posibles células receptoras de la piel que registran las vibraciones de las longitudes de onda de la luz.

Los colores siempre fueron utilizados por casi todas las culturas para realizar sus rituales y como una forma de distinción de jerarquías entre los individuos, estando presentes en su maquillaje, su vestimenta y en sus íconos.

El color de la vestimenta revela características de personalidad, las personas extrovertidas tienden a usar colores llamativos y las introvertidas colores más neutros.

El color de la vestimenta puede influir en el estado de ánimo, por ejemplo el rojo ejerce un efecto estimulante, el naranja predispone al optimismo, el amarillo estimula la energía, el verde calma los nervios, el azul da serenidad, el violeta puede producir cansancio, el negro puede deprimir y el blanco revela nuestra interioridad.

Todos percibimos una reacción física ante la sensación que produce un color. Los ambientes con paredes pintadas con colores fuertes, como el rojo, dan calor, son excitantes y pocos propicios para conciliar el sueño, mientras que paredes azules y claras tranquilizan y refrescan.

En la naturaleza predominan los colores tranquilos como el verde, el amarillo y el azul y los colores más excitantes aparecen en proporción menor como pinceladas.

Algunos colores combinan entre si y otros no, favoreciendo o alterando una imagen.

La forma de combinar los colores expresan sentido estético, armonía y belleza y el arte revela esa habilidad, que se puede adquirir con la práctica pero que esencialmente es una aptitud innata.

La publicidad también utiliza los colores para atraer la atención de los consumidores, no solamente en los anuncios sino también en los envases de los productos que sugieren un contenido fresco y en óptimas condiciones.

Los colores de los envases influyen en las personas para decidirse a realizar una compra. Si la elección no está condicionada por la marca, está comprobado que la mayoría se decide por el producto que tiene la etiqueta más atractiva y prometedora.

INFORMACIÓN RECOGIDA: http://psicologia.laguia2000.com/general/psicologia-del-color



Las emociones asociadas a algunos colores tienen una fuerte componente cultural. Por ejemplo en China la muerte se asocia con el verde mientras que en occidente se asocia al color negro. En otros contextos se asocia el verde con la envidia. El rojo en China significa buena fortuna mientras que en Occidente se asocia al espíritu deportivo. a continuación una breve descripción del significado de cada color:

AMARILLO:

Irradia siempre en todas partes y sobre toda las cosas, es el color de la luz y puede significar: fortuna, suerte, adolescencia, risa, placer, calidez, el sol para muchas culturas, brillo, alegría si está poco saturado.

AZUL:

Es un color reservado y que parece que se aleja. Puede expresar: confianza, reserva, armonía, afecto, amistad, fidelidad, amor, Serenidad, Tranquilidad, verdad, dignidad, constancia, fiabilidad, poder.

En todas las religiones se asocia con los dioses y los poderes del cielo. Los budistas lo relacionan con la frescura del cielo y de las aguas profundas. La fe cristiana lo atribuye a la Virgen María, reina del cielo. Los romanos lo atribuían a Venus, la diosa de la belleza y el crecimiento de la naturaleza

ROJO:

Es un color que parece salir al encuentro, adecuado para expresar la alegría entusiasta y comunicativa. Es el más excitante de los colores, puede significar: emoción, acción, agresividad, peligro, excitación, fuego, pasión, sangre, luchar o huir, llama la atención, cierta connotación sexual.

Culturalmente tiene una connotación en los budistas de actividad, la creatividad y la vida. Es el segundo Guna, llamado rajas. Los celtas lo asociaban con la muerte y la destrucción. Para los chinos representa el sol y el ave fénix, símbolo universal de la resurrección. Para los cristianos es el color del martirio y simboliza el fuego de Pentecostés y la Pasión de Cristo. Para los egipcios era el color de la vegetación que muere tras la cosecha y renace en primavera

VERDE:

Reservado y esplendoroso. Es el resultado del acorde armónico entre el cielo -azul- y el Sol -amarillo- . Es el color de la esperanza. Y puede expresar: juventud, deseo, descanso, equilibrio, naturaleza, frescor, vegetación, salud, los verdes azules son los favoritos de los consumidores.

Culturalmente tiene una connotación en los budistas como el color de la vida, mientras que el verde pálido representa el reino de la muerte. Los chinos lo asocian con el este, la madera y el agua. Los cristianos lo consideran el color de la esperanza y la inmortalidad.

NARANJA:

Es el color del fuego flameante, ha sido escogido como señal de precaución. Puede significar: regocijo, fiesta, placer, aurora, presencia de sol, estimulación de apetito.

Representa en el budismo la falta de deseo y la humildad. Para los chinos simboliza el renacimiento, el rejuvenecimiento, la intuición. Para el cristianismo se relaciona con lo sacro y la divinidad. En la India es el color de la humildad y la solidaridad.

ROSADO:

Este color refleja ingenuidad, bondad, ternura, buen sentimiento, ausencia de todo mal.

VIOLETA:

Es el color que indica ausencia de tensión. Puede significar: calma, autocontrol, dignidad, aristocracia.

BLANCO:

Es la luz que se difunde, no hay absorción de ningún color, por eso todos los colores se reflejan que combinados forman el blanco. Expresa la idea de: inocencia, paz, infancia, divinidad, estabilidad absoluta, calma, armonía.

El blanco en Grecia y Roma antiguas era el color del duelo y así sigue siendo en los países orientales. En la cultura occidental simboliza pureza, inocencia, iluminación. Es el color de los santos no martirizados y por ello se utiliza en la Pascua, la Navidad, la Epifanía y la Ascensión. Para los hindúes es el color de la conciencia pura, del conocimiento y de la luz; está relacionado con Satva, el tercer Guna, que representa la paz y es la manifestación de la verdad divina.

NEGRO:

Es lo opuesto a la luz, concentra todo en si mismo, absorbe toda la luz y no refleja nada. Es el color de la disolución, de la separación, de la tristeza. Puede determinar todo lo que está escondido y velado: muerte, noche. También tiene sensaciones positivas como lo son la seriedad, nobleza, pesar, sofisticación, elegancia, poder, rebelión

El Negro en la India hace referencia a Tamas, el primero de los Gunas o estados de la existencia, que está relacionado con la sensualidad. Entre los cristianos, el negro sugiere el mal y el infierno; es el color de duelos y ceremonias fúnebres. Para los budistas es la esclavitud. Para los chinos, representa el norte, el invierno y el agua. Para los egipcios representa el renacimiento

GRIS:

Es el color que iguala todas las cosas y que deja a cada color sus características propias sin influir en ellas, puede expresar: elegancia, respeto, desconsuelo, aburrimiento, pasado, vejez, indeterminación, desanimo, Encierro, Aburrimiento, Depresión, Tranquilidad

PURPURA:

Riqueza, realeza, sofisticación, inteligencia. En la antigua Roma solo la mas alta autoridad podía llevar el color púrpura en sus prendas y accesorios.

CAFE:

Monotonía. Tranquilidad, Seriedad. Para los cristianos antiguos este color significaba humildad y servicio, por eso los religiosos intentaban llevar este color en su vestuario.

INFORMACIÓN RECOGIDA:

http://www.andesflorgifs.com/6.3colores_significados.php

LUNA SERENA.

BELLEZA Y ARMONÍA DEL SER. Armonía con la Naturaleza. Por Montse Cobas. ALMAS BENEFACTORAS, ETERNAMENTE JOVEN. POESÍAS.

0 comentarios

Dibujo realizado por maricmasi. Yo.




Armonía con la naturaleza

En el principio todo es sustancia cósmica, energía envolvente que gira de acuerdo a los moldes de la creación. La Tierra, planeta creado por los Siete Grandes Seres Cósmicos que llegaron al Sol de este sistema, primero fue creada como un conjunto de vibración energética, luego esta vibración energética se fue juntando con el polvo cósmico y con la fricción. El polvo cósmico comenzó a solidificarse, a formarse una masa incandescente; esta masa incandescente, con la velocidad originada por el impulso generado por la energía, comenzó a fundirse, a fraguarse largamente y quedar convertida en un cuerpo sólido.

Sobre este lugar llamado Tierra aparecen entonces todas las formaciones minerales, el primer aspecto de la materia, toda la formación mineral en sus diversas manifestaciones, como concentración primaria de la energía cósmica, en lo que vosotros llamaréis piedras o rocas.

Elevando la vibración, pasando a los metales que son también concentraciones de energía cósmica, combinadas con la energía solar y lunar; aparecen luego las condensaciones de más alta vibración como las de la plata, que como ya está escrito antes, son concentraciones de altísima frecuencia vibratoria de la energía del Sol y de la energía de la Luna.

La materia sigue manifestándose en el plano Tierra a través de la aparición de los elementos líquidos: las aguas. Las aguas que en su conformación tienen oxígeno, nitrógeno e hidrógeno, que por la condición vibratoria del planeta y la energización de la naturaleza por el Sol, estos elementos gaseosos se licuan y se manifiestan en lo que nosotros conocemos como el agua, elemento primordial en la vida del ser humano.

Sobre el planeta se manifiestan diversos tipos de aguas, aguas puras y cristalinas de manantiales, que son útiles para el desarrollo del ser humano, aguas como las del mar que contienen una gran concentración de sal, porque esta agua, con la concentración de sal que tiene, permite la vida de las especies marinas y permite a su vez que tenga el mar un movimiento distinto al de las aguas llamadas dulces. Las energías del mar son diferentes a las energías del agua de un río; las energías del mar —por la fuerza con que llegan— son vitalizantes, tonificantes. Las aguas del río son armonizan-tes. Las aguas de los lagos son tranquilizantes, son elevadoras por su concentración de energía.

Otro aspecto de la manifestación del plano material sobre la Tierra es el reino vegetal. Todas las plantas, todos los árboles y todos aquellos frutos que se manifiestan sirven para la evolución del ser humano y mantienen un orden armónico en cuanto a la oxigenación del planeta; asimismo las plantas tienen un aspecto importante en lo que se llama la polinización, lo que hace que los vientos lleven el germen de vida a diferentes lugares y allí, donde hay tierra fértil, crezcan nuevas plantas.

Toda la naturaleza tiene una forma de manifestación vibrante dentro del contexto de la materia, cada una vibra diferente: las plantas tienen vibración distinta a los metales, los metales tienen diferenciación en cuanto a vibración con las rocas, con las piedras, y todos estos una vibración también distinta con la tierra misma, así también la vibración cambia de frecuencia con las aguas.

Estos elementos, que son primordiales para el desarrollo evolutivo del ser, mantienen un equilibrio energético dentro del planeta. Los desbordes de los ríos, de los lagos, o de los mares, o las inundaciones que aparecen sobre el planeta, son la manifestación de desequilibrios energéticos que se vuelven necesarios para mantener posteriormente un orden. Es la materia que en sus diferentes estados vibratorios se manifiesta por la sobrecarga de energías y propicia que los elementos se desequilibren, produciendo una desarmonía, lo cual afecta a la evolución del hombre: afecta en el plano objetivo, pero enseña en el plano subjetivo. La naturaleza es la instructora del ser humano.

El hombre que quiere evolucionar debe siempre estar en contacto con la naturaleza. Pararse frente al mar y hablarle, pedirle que se calme, pararse frente a la montaña y decirle que manifieste su grandeza, pararse frente a las aguas de un río y comunicarse con él; igualmente, sentarse a las orillas de un lago y conversar con su espíritu; hablarle a una flor, hablarle a una planta, hablarle a los minerales, es entrar en contacto con la armonización misma de la Tierra, es comenzar a armonizar la mente, es comenzar a armonizar el cuerpo físico; y el cuerpo etérico se va limpiando, se va llenando de esta vibración armoniosa de la naturaleza, porque asimila color, sonido y olor.

Y así, el hombre en contacto con estos reinos va evolucionando, se va dando cuenta que dentro de él también hay un mundo maravilloso, hay todo un universo, hay todo un espacio cósmico que debe profundizar, conocer. Y entonces se encuentra con ese maravilloso elemento que es el fuego, también está en él: el Fuego Sagrado que arde en su corazón es el fuego purifican-te que eleva la conciencia, que le hace entrar en contacto con la Divinidad. Así como el fuego físico consume a la materia, el Fuego Sagrado consume las imperfecciones y eleva a los estados de conciencia del plano espiritual.

Todos estos cuatro elementos: el agua, el fuego, la tierra y el aire se combinan para producir entre sí el movimiento permanente de las energías sobre el planeta. Todos estos cuatro elementos son complementados por la energía del Sol y de la Luna, produciéndose así a su vez seis aspectos de manifestación, que son los que producen el equilibrio sobre el planeta.

La materia pues tiene diversos aspectos de manifestación y el hombre debe tomar conciencia de ellos, debe conocer de ellos, debe profundizar en cada aspecto de manifestación de la naturaleza, captar su vibración y para eso el hombre deberá usar sus cinco sentidos y además de estos cinco sentidos, los cinco sentidos superiores que tiene que despertar. Los cinco sentidos básicos que rigen la vida del hombre son: el sentido del tacto, el sentido del olfato, el sentido del oído, el sentido del habla y el sentido de la vista; son cinco sentidos, cada uno de estos sentidos tienen relación con la mano, con los cinco dedos.

El cinco es un número que simboliza al hombre sobre la Tierra, el contacto del hombre con la naturaleza externa y con la naturaleza interna, pero a su vez tiene que ir despertando los otros sentidos que son además cinco o completando diez, que simboliza la unidad y el todo, la perfección total. Sentidos que solamente serán conocidos y puestos en práctica, conforme el individuo vaya avanzando más en su proceso evolutivo.

El sentido del tacto tiene su sentido superior, su ángel sensitivo, en el sentido de la psicometría o en el sentido complementario de la dermografía o de la dermóptica. La dermóptica es la percepción o visión a través de la piel, permitiendo por medio de este sentido captar impresiones, vibraciones por color, materia de la cual está hecha lo expuesto, forma e imágenes que han quedado en los objetos, por emociones vividas dejadas por sus dueños. La psicometría descubre objetos o cosas que se encuentran fuera de nuestra percepción visual natural. Utilizando nuestra percepción extrasensorial podremos descubrirlos o visualizarlos mentalmente.

Cuando uno toca las cosas, aplica el sentido del tacto para darse cuenta de su forma, de su contextura, pero si aplica el sentido superior podría descubrir en la cosa que toca, sea ésta de cualquier tipo de vibración material, podría descubrir su origen, podría descubrir su evolución, podría compartir su evolución con ella y comunicarse con esa vida elemental. Por eso cuando tocáis vuestros cuerpos, cuando os estrecháis la mano, sólo usáis el sentido del tacto, pero si fuerais capaces de usar el otro sentido superior, captaríais las vibraciones de la otra persona, sus pensamientos y sentimientos y sabríais exactamente con quien estáis.

El sentido de la vista tiene su sentido superior y supremo en la clarividencia, en la visión interna, aquella que despierta esa fuerza suprema y superior que permite entrar en los demás planos de la existencia humana que hace conocer el pasado y el futuro, que hace visualizar las cosas reales.

Con la visión interna ustedes pueden visualizar a través de un muro denso. Es decir, la visión física nos permite gozar y disfrutar de la naturaleza, del paisaje, de las cosas, ver a los ojos de las personas y apreciar la belleza de todo lo creado, pero con la visión interna podríais apreciar la belleza de aquello que no podéis ver con los ojos físicos. Podríais ver la belleza de la Magna Presencia Yo Soy, podríais ver la belleza de los planos de la luz, de aquellos maravillosos seres cósmicos, de todas las huestes de luz ascendidas, podríais ver más allá de los simples colores que conocéis en el plano físico y deleitaros con la vibración maravillosa y multicolor de la creación.

Y el sentido del oído tiene su sentido superior en la clariaudiencia. La clariaudiencia es la capacidad que despierta el ser humano de escuchar claro y a distancia, no solamente escuchar lo que es audible a una distancia determinada, sino a distancias bastante largas porque este sentido viaja a la velocidad de la luz y puede captar otro tipo de vibraciones más elevadas que la que el oído físico capta. Así podríais escuchar la armonía musical de las aguas, podríais escuchar la armonía musical de las plantas y de las flores. Podríais escuchar como sufre una planta cuando es maltratada, sacada de la tierra; como sufre una flor cuando es cortada y destrozada.

El sentido del olfato, que ha sido creado para que el hombre pueda percibir los olores de la naturaleza, tiene un sentido superior que es el olfato etérico, el olfato vibrando en frecuencia luz. A través de este olfato podríais percibir los aromas de la creación, los verdaderos aromas de la manifestación del plano material y también podríais percibir los aromas de vuestra aura, de las auras de los hermanos, de los cuerpos sutiles, de la presencia de los seres de luz. Porque así como toda vibración tiene color y sonido, también tiene un aroma y ese aroma se percibe a través de la elevación de la conciencia, que se conecta con el sentido del olfato físico y percibe los maravillosos aromas de la creación.

El sentido del gusto, que también está en la boca y por donde se produce el habla, tiene su manifestación suprema y grande en el poder del verbo. Entonces usaréis el poder del verbo para crear, no solamente usaréis la boca y vuestra garganta para degustar, para sentir los placeres de las comidas, sino para crear a través de la vibración sonora.

Estos aspectos fundamentales van a ser desarrollados conforme los discípulos vayan entrando en un nivel de conciencia superior. Por eso en otros planos de existencia, en otros mundos más evolucionados, los habitantes de esos planetas utilizan, algunos, hasta seis sentidos y los más elevados, aquellos seres que han logrado mayor elevación de conciencia, a partir de la cuarta dimensión de conciencia, completan el trabajo de utilización de los diez sentidos.

No penséis que se necesitan diez dimensiones de conciencia para despertar los diez sentidos, se necesita simplemente entrar en la cuarta dimensión de conciencia para comenzar a despertar la clarividencia y la clariaudiencia, y a partir de la quinta dimensión todos los demás sentidos son despiertos y tan útiles para el desarrollo evolutivo, que el hombre se maravilla con la creación.

Tomad contacto con todo lo creado porque todo lo creado por la Divinidad es perfección y todo lo que crea el hombre es imperfecto, es motivo de perfección. Ahora en este Plano Tierra hay muchos seres que pueden desarrollar y están, de hecho, desarrollando un sexto sentido: la clarividencia, y algunos maestros aún encarnados usan la clariaudiencia.

Que todos los sentidos, que todas las vibraciones de la Tierra sean percibidas por ustedes en un estado de elevación de conciencia, y en plena meditación espiritual, que la armonía del universo esté dentro de vosotros. Y que esta armonía que vosotros consigáis, armonice con la armonía vibratoria de la naturaleza manifestada en los diversos planos materiales.

Cuando armonicéis con la creación misma, estaréis armonizados con Dios y al armonizaros con Dios, estaréis elevando vuestra estructura molecular atómica a una vibración distinta, a otra frecuencia, lo cual os permitirá entrar en estados de profunda meditación y lograr el éxtasis espiritual.

La bendita luz que desciende del Sol ilumine siempre a todos aquellos buscadores de la luz, les haga ver que ese es el centro de irradiación físico para la Tierra, así como vosotros tenéis un centro de irradiación interno, sutil, para vuestro cuerpo que está conectado al Sol, que a su vez está conectado al Sol central de la galaxia, y todos ellos conectados al corazón de Dios, el Centro del Universo.

Aprended, amados, de la naturaleza, aprended de las aves del cielo, aprended de todo lo que está en la Tierra, todo ha sido creado para que el hombre se eleve por encima de su propia naturaleza humana y consiga la naturaleza divina.

Armonizaos permanentemente con todo aquello que es natural, armonioso y bello. Encontrad belleza en todo, porque hasta en una piedra, hasta en una minúscula manifestación, en un grano de arena está el Poder Creativo, está la Fuerza Cósmica latiendo. Conectad vuestra divinidad con esa energía y entonces comenzaréis a crecer en armonía con todo lo creado y así aprenderéis a amarla, a amar a la creación y aprenderéis a amar a vuestra propia creación interna y luego la luz será en vosotros.




POESÍAS.


ALMAS BENEFACTORAS.


Transitando por el mundo, existen...
En cada punto de este, existen...
Habitan, sirven, conviven.
Realizan trabajos uno tras otro.
Todos relacionados.

Si alguno de los grupos desapareciera.
La cadena se quebrantaría.
Ya nada sería igual.
Surgiría el desequilibrio.

El quebranto emergería.
Dando origen a una nueva forma.
Quizás nada conveniente.
Todo existe conectado.

La vida es una fusión de formas.
Todo es vida.
Hay que eliminar toda clase de pobreza.
La escasez lleva al mal funcionamiento de la energía.
Toda energía es existencia.

Todo tiene alma.
Todo se fusiona.
Existen en nuestro entorno millones de almas benefactoras.
Existimos porque alrededor existen almas que nos ayudan.

Los árboles emiten oxigeno.
El agua permite nuestra supervivencia.
Los animales y vegetales nos alimentan.
Y así todo.

Todos nos necesitamos.
Todos estamos relacionados.
Formamos una cadena que origina toda clase de vida.
Y así la subsistencia del Todo.

Que menos que los humanos,
nos ayudemos los unos a los otros.
Es nuestro objetivo ignorado.
Entre nosotros existen muchas almas caritativas.
A la vez que benefactoras.
Seres más evolucionados.

Almas benefactoras que tienen otro sentido.
Sensibles, se dan cuenta de tal necesidad.
Sin ellas el Mundo sería un caos maligno.
En el momento que alguien pasa penuria.
De alguna forma nos llega a todos.

Gracias a ellas, todo funciona mejor.
Se evita mayores catástrofes.
Cada catástrofe originada,
se convierte en castigo.
Castigo que se da en toda la Humanidad.

En el momento que consentimos el daño,
consentimos el nuestro.
Gracias Almas benefactoras.
Por estar y hacer.
Consiguiendo aminorar el mal.

En el momento que evolucionemos,
seamos todos Almas bienhechoras.
Las catástrofes y la miseria desaparecerán.
La vida sera fluida, sana y buena.
Consiguiendo el fin al que estamos destinados la raza humana.
Vivir en paz totalmente, en armonía y satisfechos. maricmasi.
o
Montse Cobas.


ETERNAMENTE JOVEN.

Hay seres que se molestan,
porque se les llaman viejos.
Todo depende de como se diga.
Con la intención que se haga.

Vieja la ropa,
como muy bien se dice.
Somos esencia, linda, transparente y hermosa.
Rodeados de ella.

No somos únicos.
Estamos dentro de una unidad.
Vibraciones sustanciales que nos hacen cooperar.
Cooperar en su mantenimiento dentro de la hermandad.

No nos damos cuenta, pero existe.
La esencia no envejece.
Se enriquece.
Se amplia de conocimientos,
de formas que ayudan a la perfección de la evolución.

Progresamos, avanzamos.
Hasta ahora poco a poco.
Lo hacemos.
Seguiremos moviéndonos,
ganando en conocimientos para llegar a la perfección.
A un mejor entendimiento.

Unos lo haremos en más o menos tiempo.
Depende de lo aprendido y gestionado.
Somos eternamente jóvenes.
Evolucionamos y aprendemos.
Nunca dejaremos de gestar.

La esencia siempre es la misma.
Solo que transmutada y enriquecida.
Está es eterna, se mantiene integrá.
La sabiduría es la que nos hace "viejos".
Viejos por lo que aprendemos, amontonamos y hacemos.

Experiencias compartidas para un mejor evolucionar.
Llegando a una vejez tranquila y hermosa.
Nos permite aprender a vivir y saber estar.
Primordial para llegar a nuestro máximo ápice de esplendor.
Relacionando en total equilibrio nuestra esencia con la del infinito.

Nuestro cuerpo envejece.
Fíjate en la hermosura de tu rostro.
¡Lo que hay dentro!
Lo sientes. Es tu valor.
Solo es un vehículo, la esencia permanece.

Somos viejos, sí.
Algún siglo lo seremos.
Habremos ganado en saber y en convivir.
Convivir con el Todo del que estamos formados.
Llenando nuestra esencia.

Se moverá tranquila, repleta y muy ligera.
La esencia sera la misma.
No tiene edad. No tiene años.
Tiene sabiduría,
la que dá los siglos.

Nuestra alma envejece sin arrugas.
Al contrario,
se tensa, se rellena.
Lo hace la experiencia.
Lo que hemos aprendido.

No te agobies.
Lo importante no es la apariencia del cuerpo.
Sino nuestra alma repleta de buenos sentimientos.
De experiencias bien acogidas.
Permite nuestra evolución y la del cosmos.
Además de nuestra máxima perfección,
y con ello el bien estar del Todo. maricmasi.

Mi entrada + leída.

LUNA SERENA.

TEST DE LA INTUICIÓN. PRUEBA.

Tarot Los Arcanos