TU Y YO, PORQUE ES MUTUO. Por Montse Cobas.



TU Y YO, PORQUE ES MUTUO. 

Hoy he seguido con la lectura de una de las partes del libro que me paso una amiga, El libro de Bioquantum, y la verdad me esta verificando bastante lo que estoy viviendo o he vivido, 
y hoy en el capitulo 8, Enfermedad y salud, he podido ver claramente que todavía me queda mucho, porque estamos aquí para evolucionar, y lo hacemos con el aprendizaje que nos ofrece la vida y a los cuales debemos encararnos,  observando las señales de nuestro cuerpo, de nuestro entorno... para ver que es lo que debemos mejorar, transmutar, aceptar...en mi caso, hoy, el perdón. Es lo que he de seguir trabajando.
Así que es una de mis primeras metas en este año.

Os trascribo alguno de los párrafos leídos, por su gran utilidad, ver, darse cuenta.

Bioquantum,

*Investigando la raíz etimológica de la palabra paciente, ésta quiere decir, en verdad: ‘el que tiene paz interior’. Entonces debemos entender que alguien enferma una vez que pierde la armonía interna. Si te haces impaciente y te consumes energética-mente por dentro atraes desarreglos físicos y eso te puede postrar en cama. Salud quiere decir: bienestar —estar bien— con uno mismo y con el entorno. Enfermedad es la ausencia de la salud, por tanto, es des-armonía con uno mismo y con el medio ambiente que lo rodea. Toda des-armonía produce des-compensación energética en el cuerpo físico, mental, emocional y espiritual.
Estando ‘bajo de energía’ acudes al médico, el cual te dará algo para que te tranquilices. Quizás lo que te suministró te reste aún más la energía y empeore tu situación; así entras sin darte cuenta en un círculo vicioso del que te es difícil escapar. Vuelves al facultativo para que te revise otra vez con la intención de que te cure y éste te somete a pruebas, estudios, rayos x, etc., y todo aparece normal, pero tú sigues sintiéndote mal. Si duras así por cierto tiempo terminas so-matizando una enfermedad y no hay más remedio que hospitalizarte. Empieza así un largo tratamiento y experimentan con tu persona. En realidad poco importa que mueras, lo que verdaderamente les interesa —a algunos, no a todos— es que no te cures, porque mientras sigas enfermo, tu dinero estará contribuyendo a robustecer las arcas de una gigantesca maquinaria que acrecienta su capital a costa de tu vida. 

*Toda enfermedad a la que se encuentra cura es una enfermedad que deja de producir beneficios a la industria monopolizadora, y ésta lo que busca no es sanarte, sino ganar dinero con tus enfermedades vendiéndote costosos medicamentos que sólo te “controlan” pero nunca te alivian completamente. ¿Te has fijado que cuando sale a la luz pública algún producto que podría mejorar la salud de mucha gente y quitarles la dependencia de ciertos fármacos de alto costo, enseguida desaparece del mercado o es retirado aduciendo que tiene efectos secundarios? Yo me pregunto: ¿Acaso la medicina de patente no tiene efectos secundarios nocivos? ¡Claro que los tienen!, la diferencia es que éstos gozan de licencia para expenderse y suministrarse aunque sólo sirvan para mantener dependiente al cliente y así seguir fomentando el enorme negocio que representa la enfermedad.

*Ahora quiero hablarte acerca de algunas emociones como causa principal de des-armonía interna y que te provocan, al no saber manejar-las, muchos trastornos y hasta la muerte; me estoy refiriendo a la ira, odio, amargura, resentimiento, etc. Aprender a manejar tu ira es prioritario en este mundo convulsionado por tantas emociones negativas. Estimo conveniente que sepas que el odio y sus derivados son implantes de limitación que te impiden ver a los demás como una proyección tuya.
Todos somos iguales. Todos somos células de un mismo organismo vivo que es el planeta donde vivimos. ¿Por qué crees que se dan los conflictos entre humanos? Porque en medio de una discusión alguien se enoja por algo. Pero ¿por qué? Porque defiende aquello que piensa que le pertenece y porque cree que lo suyo es mejor que lo del otro; no comprende la situación y se ciega, se le nubla el entendimiento, la razón, se encoleriza y empieza la pelea. La enfermedad del cáncer, por ejemplo, que padece un sinnúmero de personas actualmente, lo propicia nada más y nada menos que la ira.
El mal del siglo, el sida, tiene mucho qué ver con lo que te acabo de decir; de hecho, esta grave enfermedad se debe a la manifestación de dos emociones combinadas: la ira y la incapacidad de perdonar. La falta de clemencia es la que ataca y destruye el sistema inmunológico, porque mantiene a la persona en un estado de enojo permanente. Casi todos saben que el ‘vih’ se manifestó originalmente más entre la comunidad gay; ¿por qué crees que haya sido de esa manera? Porque los homosexuales se han sentido victimizados por mucho tiempo, como lo ha sido la raza negra también. Todos ellos son quienes más han sufrido el racismo en este planeta. Actualmente el sida se ha diseminado independientemente del color, género, edad o preferencia sexual. Pero si te das cuenta, se ha infiltrado como una epidemia principalmente en las regiones donde escasea la clemencia.
Hay personas que preguntan por qué un niño recién nacido viene con sida; se debe a que ha sido codificado genética-mente con esa impresión. Así, remontándose al origen, es posible que el abuelo, bisabuelo o tatarabuelo sufrieran a manos del racismo un abuso que haya sido tan traumático que quedó grabado en sus genes. Esa impresión celular se convierte en parte del acerbo energético que sigue transmitiéndose a través de todas las generaciones. Cuando alguien es concebido, carga con información genética de cinco generaciones por parte de su madre y de siete generaciones por parte de su padre. Así que, si retrocedes hasta siete generaciones que le precedieron, ya estaba allí el sida. Y si el pequeño tuvo en su vida anterior otros problemas semejantes que hayan intensificado en él la ira o la falta de clemencia, esto podría incrementarse en su cuerpo. En la medida en que una persona con enfermedades aparentemente sin cura empiece a reconocer y a enfrentar sus problemas podrá desterrar la causa y sanará por completo.


*¿Quieres saber cómo desterrar enfermedades de cáncer y sida en cualquier persona? Aplicando la terapia del perdón, no hay de otra. Saber conducir al verdadero perdón a un individuo enfermo de cáncer o sida es la medicina más eficaz de todas las que existen en el mundo; ese es un remedio infalible. Te lo digo por experiencia; tengo documentados cientos de casos de personas que se encontraban en ‘fase terminal’, y gracias a que he aplicado en ellos esa hermosa técnica personalmente, ahora están restablecidos por completo. ¿Cómo la ves desde ahí?
¿Sabías que la energía del perdón hace olvidar ofensas, alivia los resentimientos y te devuelve la salud perdida? Pues sí, así es, exactamente. ¿Has vivido una traición o has tenido un trato injusto de parte de alguien más y crees que aquello que te hicieron no tiene perdón de Dios? Por favor, ¡ni lo pienses! No te aferres a la rabia y al dolor que eso te pudo haber causado. Sólo quiero decirte una cosa: perdonar puede reportarte enormes beneficios; perdonar a tus enemigos es una eficaz forma de aplacar la ira, te ayuda a reducir el estrés y, por ende, te sentirás mucho más liviano y saludable.

¿Sabías que hacer las paces con quien te ofendió puede mágicamente desterrar, entre otros, el dolor de espalda crónico que padeces; y que el perdón disminuye las recaídas en personas adictas ya sea a la droga, fármacos, tabaco, alcohol, etc.? Por si no lo sabías, fíjate que el poder curativo del perdón es tal que con el simple hecho de pensar en la reconciliación te traerá grandes beneficios emocionales, te liberará de la molesta ira y te ayudará a quitar muchos trastornos físicos, ¿cómo la ves? Está de más decir que la vida no es fácil para muchos porque siempre hay pruebas que superar…

*Aferrarte a un resentimiento quiere decir que te has resignado a permanecer enojado. Deja de actuar como un niño rabioso y mejor ponte a trabajar internamente. Cuando renuncies al rencor sustituirás la hostilidad por sentimientos positivos y con ello traerás tranquilidad a tu mente y a tu cuerpo. Tu angustia desaparecerá, ya no tendrás jaquecas o migraña, no conocerás el insomnio, tampoco el dolor de espalda y dirás adiós al estrés,

 *Otras enfermedades son resultado de una mala alimentación. Pon mucha atención al consumo excesivo de proteínas porque te producen exceso de acidez, eso mismo te hace que pierdas calcio y después sufras de osteoporosis. También existe una conexión importante entre el sobrepeso y la diabetes. Si quieres curarte, vigila estrechamente lo que comes; quizás comes en exceso porque tu comida carece de nutrientes. ¿No será que comes mucho por una razón diferente al hambre? ¿Qué tal si estás “hambriento” de una vida más significativa? Porque si es así, la solución está en tu actitud para con la vida.
El problema de obesidad es casi siempre resultado del exceso de comida y de no hacer ejercicio físico suficiente; rara vez está relacionado tan sólo a problemas glandulares. Lo que comes es la cuestión más importante en tu salud, cuida de no vivir sólo de comida procesada porque eso te acarrea muchos problemas. Tu cuerpo necesita carbohidratos de alta calidad, granos integrales, algo de proteínas, las cuales encuentras en los frijoles y productos de soya y, por favor, consume mucha agua y vegetales. ¡Salud!

Hasta aquí textos del libro Bioquantum, .

Investiguemos, trabajemos interiormente para y por nosotros, en conseguir nuestro bienestar, estar mejor, y para ello, el observar, observarnos, saber +, querer saber + nos procura amarnos más, y con ello no solo mejoramos nosotros, sino nuestro entorno, aceptación de que estamos aquí para un laborioso trabajo y es el que venimos a realizar con nosotros mismos, un sistema evolutivo en el que nosotros tenemos la mayor parte de logro y éxito. Tú y Yo, desde dentro. 

Un buen comienzo de año,
sabiendo que depende de la mayor parte de Tí y de Mí, porque es mutuo.

Con amor, Montse.

No hay comentarios:

TEST DE LA INTUICIÓN. PRUEBA.

Tarot Los Arcanos