💛


En este posicionamiento del hoy, en el aquí y ahora, en el mundo, nos sentimos por momentos en silencio a nosotros mismos,  nos reconocemos y reconocemos, lo pasado y lo hallado, lo qué sientes en el instante presente, sintiendo, y desde ahí, liberamos, es un contraste qué se puede hacer en solitario o compartido, miles de eones en nosotros. Sintiendo, sintiéndonos.


¿Qué podemos hacer? Algunos os preguntareis. Pues muchas veces puede ser desagradable...

Sentir, simplemente y reconocer, cada uno en su sentimiento interno, el origen y dejarlo salir, qué fluya intrínsecamente, ver cómo su energía emerge del interior, soltándolo siendo expuesto, desvaneciéndolo, recomponiendo su espacio desde el sosiego más abrupto con amor, ese amor qué se unifica con el todo, la nueva Esencia.

Estamos en un proceso de liberación y reconstrucción en lo nuevo, no miréis demasiado a lo externo, infinidad de sucesos que pueden entreteneros de este, entorpeciéndolo. 

Cuándo llegue ese instante mencionado anteriormente, ese vacío qué esta lleno, respirar, enviando la respiración a lo sentido, bondadosamente y amorosamente. Sentiréis instantáneamente el efecto de ello, podéis recibir al momento su origen, puede ser una emoción, un sentir, un momento pasado o presente, reconociendo el malestar originado cuando ocurrió afligiendo ahora. 


Recordar. Estamos liberando, estamos recordando para sanar, estamos construyendo un nuevo orden, empezando en nosotros mismos, desde nuestro interior, sanación espiritual, requerida. Pues se realiza desde el espíritu cósmico.

No puede ser manejable por la mano del hombre mediante mecanismos potenciales qué sólo reportan un riesgo crucial para la vida humana e incluso del Universo. Es un total cambio proveniente del todo universal, inevitable, sólo llevarlo mejor y saber hacer, puede hacerlo más liviano.


Por Alma Azul.


Muy buenos días. 

💙


Una Nueva Vibración.

🌟

No hay comentarios: