LA COMPRENSIÓN.

 



Abiertos a la comprensión, no se idealiza, no se busca, se es con está facultad.

Por eso, en muchas ocasiones, querer hacer comprender es una perdida de energía y de tiempo enorme, pues no todos están abiertos a poder hacerlo, ya qué hay infinidad de bloqueos qué frenan, entre ellos, los propios ideales, costumbres, enseñanzas  muy incrustadas, sólo el tiempo y el buen proceder, ayudara o llevara en algún momento a poder realizarlo bajo la mano de la experiencia propia e individual qué todos llevamos con nosotros. Además de ciertas características personales qué nos derivaran a ese propósito, muchas veces no buscado, sino eso, verlo por uno mismo desde una correlación de circunstancias y efectos qué sólo se da por la propia inercia de la vida y del ser propio individual, por uno mismo.

Por Montse Cobas.

No hay comentarios: