LO QUÉ PARECE...




No siempre es lo qué parece sino todo lo contrario, es motivo de engaño para muchos,  y para otros de reconocimiento cuándo ven la verdad.


La vida a simple vista parece complicada, superflua pero si sabemos y podemos ver la realeza y la belleza de todo lo qué es parte de ella puede transmutar y cambiar, ayudar a pasar toda dificultad. Muchas veces pasa desapercibida la esencia de toda existencia, sí la percibimos podemos ver algo más que nos inunda, nos engrandece esencialmente, mentalmente y físicamente, es en lo qué parece no tener importancia e incluso en lo qué no vemos lo qué nos ayuda a avanzar y solventar lo qué muchas veces nos frena y es motivo de cansancio, enfermedad. Es lo qué realmente vale pues nos aporta lo necesario para poder mitigar lo qué origina en nosotros el desenfreno, las contrariedades, el desasosiego qué ocasiona la vida diaria, es intrínseco, es esencial, se une a nosotros muchas veces buscándolo y otras por sorpresa.

Es cuándo vamos caminando, muchas veces obligándonos para conseguir nuestro bienestar, y percibimos un olor qué nos impregna, un jazmín, la flor de la maría luisa, un rosal, un pino, el mar, la tierra mojada, y sí de la vista se trata también, cuándo vemos la grandeza de todo el medio natural, de toda existencia, nos llena, nos invade favorable, son momentos de un gran valor para nosotros, nos aporta bienestar sin darnos cuenta, empieza por su sutil percepción, o aunque no nos demos cuenta, y va haciendo, y sin quererlo, sin buscarlo somos uno, todas las esencias juntas, parte de la grandeza qué todos poseemos, sin ser consciente o siéndolo.

Es la Existencia en sí. Todo lo es.

Percibe, siente, ahora. ¿Lo notas?

Es Grandeza.

Junto al Todo.


Montse Cobas.




No hay comentarios: