❇️🌀❇️

Parece qué la "soledad", aunque sea momentánea, es motivo de inseguridad e incluso miedo, cuándo tener esos momentos, tiempos , para uno, da tiempo al reconocimiento, a entender, a saber más de nosotros y del entorno. A disfrutar de nosotros mismos más lo circulante llamativo e incluso intrínseco, en los cuáles la conexión con éste se hace más fácil, instantánea, perdida, por la a vorágine de una sociedad caduca a elección, sin darnos cuenta qué podemos elegir. 

Elegir cómo queremos vivir de qué manera y cómo. Y en qué lugar característico a nosotros, a nuestra esencia, circunstancias y necesidades propias, ya qué incluso nos olvidamos de esto guiando nos por lo arbitrario lo común lo qué todos hacen, sin embargó, hay elección. 

Conocer. 

En ellos y nosotros, por nosotros principalmente, sabiendo qué nosotros,  somos también los demás. 

Hay una unificación principal en principios y necesidades. Básicas. 

Estemos dónde estemos. 

Por ejemplo, la contaminación por tóxicos, siempre de alguna manera, en menor mayor medida nos influye. Porqué tenemos un entorno, lugar, dónde va todos los despojos... Único. Sea de la manera qué sea. 

Aquí no hay lugar ya donde protegerse, por eso gente con un cierto poder quisieran salir de aquí, pero, no, se puede. 

Por eso el cuidar y respetar, la base, sin adulterar ni dañar, porque eso mismo nos inundará de una forma o otra y cómo dije en mayor menor escala. 

No hay escape, sólo hacia nosotros mismos y nuestro cuidado con el del entorno. 

✨🙏✨🤍✨

No hay comentarios: