Cada uno.

 






Cada uno tiene un trabajo interior único e intransferible.


Por Montse Cobas.

No hay comentarios: